21 abril, 2021

Cadena Total

Presentes cada día

Una ciudad australiana entra en confinamiento tras un solo caso en diez meses

 Alrededor de dos millones de residentes de la ciudad de Perth deberán permanecer en casa a partir de esta noche.

Alrededor de dos millones de residentes de la ciudad de Perth deberán permanecer en casa a partir de esta noche.

Las autoridades del estado de Australia Occidental declararon este domingo cinco días de confinamiento en las zonas de Perth, Peel y del suroeste del país después de que un guardia de seguridad de un hotel habilitado para la cuarentena diera positivo por Covid-19, en lo que se trata del primer caso de transmisión comunitaria registrado en el estado en casi diez meses.

Alrededor de dos millones de residentes de la ciudad de Perth deberán permanecer en casa a partir de esta noche, al igual que los que viven en las regiones cercanas de Peel y del Suroeste.

El regreso a las escuelas previsto para este lunes se retrasará y los habitantes solo podrán salir de sus casas para hacer ejercicio, recibir atención médica, realizar trabajos esenciales o comprar alimentos.

«A partir de las 18 de esta noche, toda el área metropolitana de Perth, la región de Peel y la región del Suroeste entrarán en un confinamiento total. Este encierro se extenderá hasta las 18 del viernes», anunció el primer ministro de Australia Occidental, Mark McGowan, en su página de Facebook, según la agencia de noticias AFP.

«Nuestro modelo es tratar el asunto con mucha, mucha rapidez y dureza (…) para poder tenerlo bajo control y que no se produzca la propagación comunitaria del virus, como se ha visto en otros países del mundo», dijo McGowan.

Australia registró unos 28.800 casos de contagio y 909 muertes relacionadas con el virus por una población de unos 25 millones de personas

Las autoridades creen que este primer contagio local en 10 meses se debió a que un hombre contrajo el virus a través de un viajero que regresaba a casa y que estaba en cuarentena en un hotel de la cuarta ciudad más grande de Australia.

El viajero se habría contagiado con la variante británica del virus, que se cree que es más infecciosa que las detectadas anteriormente en Australia.

El primer ministro australiano, Scott Morrison, publicó en su cuenta de Twitter que «los próximos días serán difíciles para muchos habitantes de Australia Occidental», antes de transmitir su confianza en que el estado «podrá superar el brote actual».

Hasta la fecha, el estado de Australia Occidental registra 903 casos, entre ellos 15 activos, 878 recuperados y nueve fallecidos

En tanto, el país dio hoy luz verde al retorno de los vuelos sin cuarentena con Nueva Zelanda después de haberlos detenido unilateralmente el pasado lunes ante un posible caso de coronavirus de transmisión comunitaria en el país vecino.

El ministro de Salud australiano, Greg Hunt, aseguró que las autoridades sanitarias recomendaron levantar la suspensión al no considerar necesaria la extensión y los vuelos comenzarán de nuevo esta misma tarde, según la agencia de noticias DPA.

Una mujer procedente del extranjero había dado positivo por coronavirus en Nueva Zelanda el pasado fin de semana después de haber terminado su aislamiento, lo que había encendido las alarmas de que hubiera esparcido un posible brote.

Dos personas que habían hecho cuarentena en las mismas instalaciones también dieron positivo durante la semana.

Australia registró unos 28.800 casos de contagio y 909 muertes relacionadas con el virus por una población de unos 25 millones de personas.