21 abril, 2021

Cadena Total

Presentes cada día

Salom: «Tenemos que ofrecer alternativas, pero hay que ponerse dentro de la ley»

El edil radical advirtió que la problemática del comercio informal y la venta callejera de comida no es «exclusiva» de Resistencia ni nació con la actual gestión. Sin embargo, consideró que el Municipio y el Gobierno provincial deben «actuar en conjunto» para ofrecer alternativas a las familias que viven de estas actividades. 

El concejal radical, Carlos Salom, consideró que hay que «ofrecer» alternativas a las personas que se dedican al comercio informal

El concejal de Resistencia por la UCR, Carlos Salom, se refirió al proceso de ordenamiento del espacio público que lleva adelante la Municipio y ha generado tensión con un importante número de vendedores informales y, fundamentalmente, puesteros que ofrecen comida en puntos neurálgicos de la capital provincial. El último hecho resonante se produjo la semana pasada cuando, respaldados por movimientos sociales, personas que se dedican a estas actividades protagonizaron un corte de calles en el microcentro de la ciudad. 

«Duele mucho porque es una sociedad que venía desbordada por la transgresión y eso se transformó en una forma de vida», consideró Salom. En esa línea marcó que «este no es un problema de la actual gestión sino que viene de arrastre desde hace muchos años, por lo que hay que poner blanco sobre negro, pero dando alternativas». «Entiendo que aquí está comprometido el sustento de muchas familias, pero hay que ponerse dentro de la ley: en esto tenemos que trabajar desde el Municipio en conjunto con el Gobierno provincial para proponer una alternativa laboral», reflexionó. El edil indicó que «este no es un problema específico de Resistencia sino que se produce en un contexto de una gran pobreza, por eso tenemos que ser coherentes, razonables y trabajar desde el sentido común». 

Tensa relación

Al hacer un análisis de la coyuntura, Salom indicó que la relación entre el Concejo y el Ejecutivo municipal continúa siendo compleja. «Es frustrante el hecho que haya temas que debemos discutir dentro del Concejo pero terminemos haciéndolo afuera por los atropellos a la Carta Orgánica», destacó. En esa línea recordó que «el Concejo está en crisis por la irrespetuosidad del Poder Ejecutivo, sumado a un concejal nuestro que hace que tengan quórum». 

Salom remarcó que «nunca hubo voluntad de diálogo» por parte de Municipio ni de los concejales oficialistas para zanjar cuestiones como el aumento de los tributos o el presupuesto Municipal. «Cuando uno se maneja como un autista y cree que todo lo sabe y todo lo puede hacer, incurre en un error conceptual de Gobierno: lo venimos marcando desde el inicio de la gestión porque lo veíamos como un hombre dialoguista, pero, francamente, no tuvimos una charla ni con el intendente ni con los representantes de todas las áreas», planteó. El concejal radical consideró que Resistencia es una ciudad «abandonada a su suerte», donde «se hace muy poco» y que merece ser vivida con «más tranquilidad, orden, limpieza, iluminación y servicios». «Así, quizás, el vecino pagaría los tributos con más alegría y no con tanta bronca», indicó. 

Sesiones ordinarias

El edil de la UCR remarcó la importancia de sostener el ritmo de las sesiones ordinarias del Concejo, a pesar de las complejidad que impone la pandemia. «El Concejo es la caja de resonancia de las voces de la sociedad; el oficialismo debe escuchar a la oposición y llevar adelante la gestión, algo que se está tornando muy difícil no sólo por la falta de predisposición al diálogo sino por la situación en general», comentó.

Salom insistió en que «estamos en una situación extremadamente difícil, con una vacunación que nos llega por goteo y porque estamos próximos a la aparición de las enfermedades estacionales, lo que va a generar que la pandemia se quede por mucho más tiempo».