23 abril, 2021

Cadena Total

Presentes cada día

Programa Tierra, Techo y Vivienda: arranca con una prueba piloto de nueve unidades

El legislador Rodolfo Shwartz, autor de la Ley de Emergencia Habitacional y Laboral que le da marco a la operatoria, explicó que «este plan está direccionado a los sectores que no están contemplados en ningún programa nacional de viviendas». 

El legislador, Rodolfo Shcwartz, valoró el inicio de la prueba piloto del programa Tierra, Techo y Trabajo.

El diputado provincial Rodolfo Schwartz, explicó los alcances de la presentación del proyecto ejecutivo para las primeras nueve unidades que se ejecutarán en el marco del Programa Tierra, Techo y Vivienda. Así, destacó que apunta a atender las demandas de sectores que «no están contemplados en ningún programa nacional, ni han Estado; por eso es una iniciativa inédita». «Se inicia con esta prueba polito que esperamos que sea exitosa», consideró.  

Prueba piloto

Esta primera experiencia se articula en un convenio entre el Instituto Provincial de Desarrollo Urbano y Vivienda (IPDUV) y la Secretaría de Economía Popular, también con la participación de la Secretaría de Desarrollo Territorial y la Secretaría de Municipios; en busca de alcanzar los objetivos planteados en la Ley de Emergencia Habitacional y de Infraestructura Social básica sancionada en la Legislatura durante el 2020. 

En este caso, lo que se lanzó es un proyecto ejecutivo de nueve unidades de servicio de techo, con núcleo húmedo; es decir, baño, lavadero y cocina instalada para las zonas urbanas; y fogón a leña, baño seco y horno tradicional, para las zonas rurales. «Dentro de lo que son las soluciones habitacionales, que comienzan con la regularización dominial, el tendido de la infraestructura básica y luego las alternativas de techo; la intención es llevar a la práctica, en ocho localidades, ejemplos de distintas tipologías funcionales, de lo que son las estructuras y los techos de 55 metros cuadrados», explicó Schwartz.

El proyecto ejecutivo incluye la tipología de las viviendas, los detalles constructivos, las instalaciones que corresponde y el cómputo de presupuesto, plantea además que el IPDUV compre los materiales y las herramientas y la Secretaría de la Economía Popular aporta doble plan para los trabajadores. Cada una de las unidades habitacionales están valuada en alrededor del 1.700.000 pesos, donde están todos los trabajados a realizar, contrapiso y carpeta, vereda perimetral, instalación de cloacas, más la provisión de agua y luz. 

Todo esto, permite después que se articule con el trabajo del poblador, en forma particular o colectiva, para completar con los elementos que tengan, incluso con la posibilidad de incorporar la participación de unidades productivas como ladrillería, carpinterías y herrería. 

Ambicioso objetivo 2021

Schwartz comentó que el compromiso de las autoridades del IPDUV es contar con los materiales en los próximos 15 días. Mientras tanto, al ser una vinculación directa y personalizada con los destinatarios, se avanzará con la capacitación de las personas que van a trabajar en cada zona. Esto plantea un tiempo máximo de dos meses, más allá de las variables que pueda haber en este sentido en cada lugar específico; ya que los estudios muestran que la estructura y el techo se levantan en una semana. 

El antecedente más próximo es el centro comunitario de 77 metros cuadrados levantado en Villa Río Bermejito, que se realizó en seis días. «Lo que se levanta primero es el techo, lo cual ya otorga una posibilidad de habitabilidad distinta, con las condiciones indispensables de cierres perimetrales», explicó el legislador. La mano de obra está planteada con distintas variantes: en este caso, como requiere de instructores, se ejecuta con lo que se indique en cada localidad; por lo que dependerá de quiénes se quieran capacitar. 

«En todo el desarrollo habrá un seguimiento y luego una evaluación conjunta de los organismos intervinientes, lo que será muy importante para las decisiones que tomará la mesa ejecutora», apuntó Schwartz y apuntó: «Con esto demostramos que lo necesario es posible y que podemos hacer posible lo necesario, así que apuntamos a que partiendo de esta base pueda salir un programa de 1000 servicios de techos en este año».