20 junio, 2021

Cadena Total

Presentes cada día

Pese al fuerte rechazo y a numerosas críticas, la Unión Europea apoya los JJOO de Tokio

Por ahora los juegos siguen en pie.

Por ahora los juegos siguen en pie.

La Unión Europea (UE) respaldó este jueves a Japón en su determinación de celebrar los Juegos Olímpicos de Tokio dentro de dos meses pese a los pedidos de cancelar el evento debido a la pandemia de coronavirus.

De todas formas, el presidente de la Unión de Médicos de Japón se sumó este jueves a muchos otros especialistas y dijo que las autoridades subestiman los riesgos y que celebrar los Juegos Olímpicos podría ayudar a propagar nuevas variantes del virus por el mundo.

«Desde el surgimiento de la Covid-19 no hubo una reunión tan peligrosa de personas en un solo lugar desde tantos lugares diferentes alrededor del mundo», dijo el titular de esa entidad, Naoto Ueyama, ante el Club de Corresponsales Extranjeros de Japón. «Es muy difícil predecir a qué podría conducir esto», subrayó.

Para el médico, el Comité Olímpico Internacional (COI) y el Gobierno japonés subestiman el riesgo de traer al país a 15.000 atletas olímpicos y paralímpicos, miles de funcionarios, jueces y técnicos y periodistas de más de 200 países y territorios.

Ueyama comparó continuamente el virus con una situación de «guerra convencional» y dijo que hablaba de su propia experiencia como médico de un hospital que trabaja en las afueras de Tokio. «Creo que la clave aquí es si surgiría una nueva cepa mutante del virus como resultado de esto», dijo sobre los juegos, que están previstos entre el 23 de julio y el 8 de agosto, informó la cadena de noticias CNN.

Pese a las advertencias, la UE respaldó este jueves la celebración de los juegos luego de una cumbre virtual entre la presidenta de su órgano ejecutivo, la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, y al primer ministro de Japón, Yoshihide Suga.

«Apoyamos la celebración de los Juegos Olímpicos y Paralímpicos de Tokio 2020 de manera segura este verano como símbolo de la unidad global para derrotar al coronavirus», expresaron las dos partes en una nota oficial.

El COI y los organizadores dicen confiar en los consejos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para celebrar unos juegos seguros, como los testeos, distancia social y aislamiento de los atletas en la Villa Olímpica junto a la Bahía de Tokio.

El COI espera, asimismo, que más del 80% de las personas que viven en la Villa Olímpica estén vacunadas, pero esto contrasta con una campaña de inmunización muy lenta en Japón, donde menos del 5% del público ha sido vacunado.

Ueyama, cuyo organismo representa a 130 médicos, se une a otros expertos médicos y voces en Japón que vienen expresando su oposición a la celebración del evento deportivo.

La semana pasada hubo una protesta en el centro de Tokio pidiendo la cancelación de los Juegos (AFP).

La semana pasada hubo una protesta en el centro de Tokio pidiendo la cancelación de los Juegos (AFP).

El miércoles, el periódico Asahi Shimbun, se convirtió en el primero de circulación masiva en Japon en pedir la cancelación de los Juegos Olímpicos. A principios de esta semana, el New England Journal of Medicine dijo en un comentario: «Creemos que la determinación del COI de continuar con los Juegos Olímpicos no se basa en la mejor evidencia científica». El mes pasado, el British Medical Journal en un editorial también pidió a los organizadores que «reconsideren» la celebración de los Juegos Olímpicos en medio de una pandemia.

Ueyama dijo que las cepas del virus que se encuentran en Reino Unido, Brasil, India y Sudáfrica podrían llegar hasta Tokio y subrayó que las pruebas de PCR y las vacunas no son infalibles.

El coronavirus produjo hasta este jueves 734.374 contagios y 12.731 muertes en Japón, según el último reporte oficial, muchas de las cuales ocurrieron en los últimos meses debido a que los nuevas cepas que se propagan rápidamente.

Japón ha gastado oficialmente $ 15.400 millones para organizar los Juegos Olímpicos, aunque las auditorías gubernamentales dicen que el número puede ser mucho más alto.

El COI depende de la venta de derechos de transmisión para el 75% de sus ingresos. Se estima que generará entre 2.000 y 3.000 millones de los derechos de televisión.