“No tenemos un techo”

Hindú Club se consagró invicto campeón del torneo asociativo “Héroes de Malvinas”. Así, repitió lo conseguido el año pasado en el «Final Four» disputado en el estadio del Club Atlético Sarmiento.

Fotos gentileza Prensa ABR y Santiago Waismann

Álvaro no le hace honor a su sobrenombre. Al menos en lo que denota. El mamífero équido doméstico está asociado a su resistencia y uso -en especial- para el trabajo del campo y para la carga. “La Burra” Ghidini manifiesta otra cosa dentro de una cancha de básquet. Desparrama talento en las diferentes facetas, desde la conducción, manejo, goleo o asistencias; pero se destaca –sobre todo- en saber tomar las mejores decisiones en los diferentes momentos del partido. Estas facetas lo llevaron a ser elegido el MVP (sigla en inglés Most Valuable Player, es decir, el “jugador más valioso”) en la serie final del torneo asociativo “Héroes de Malvinas” que organizó la Asociación de Básquetbol de Resistencia y que encontró nuevamente a Hindú Club como el mejor para consagrarse bicampeón de la competencia.

Por eso, no sorprende, que en diálogo con Agencia FOCO transmita que este equipo “no tiene techo” y haga autocrítica respecto a lo que le faltó en el pasado Torneo Federal de Básquet donde no llegaron a cumplir objetivos planteados. “Creo que este es el mejor premio: lo máximo que se puede lograr con un club es que en todo un torneo no haya habido una derrota. La verdad es que estamos contentos y no fue suerte, porque nosotros día a día entrenamos doble turno”, arranca la charla tras la victoria en el segundo juego conseguida a domicilio en el Centro  Deportivo Do Bosco.

A la hora de rescatar características salientes de este conjunto campeón, refiere a la de venir jugando “juntos hace bastante”. “Nos conocemos bien, llegamos a madurar y a entender cuál es el rol de cada uno; y a medida que fueron pasando los partidos lo fuimos entendiendo y mejorando. Ahí me parece que está la diferencia, una vez que un equipo entiende dónde está cada uno, lo que hay que hacer es más fácil”, destaca cerebralmente, como dentro de la cancha.

Virtudes y falencias

“Nosotros no tenemos un techo. Vamos a seguir entrenando desde la semana que viene. Nos vamos a tomar estos días para descansar y liberar un poco la cabeza, que no viene mal. Pero desde la semana que viene vamos a pensar en el pre Federal y a seguir y ver hasta dónde podemos llegar”, anuncia Álvaro.

“La Burra” también tiene su momento de autocrítica: “Nuestro déficit, se podría decir, es que somos un equipo joven y por ahí algunas decisiones las tomamos apuradas porque no teníamos esa persona con experiencia como lo tuvimos ahora a Juan Pablo (Dip), quien nos dio una mano tremenda porque es de otra generación y tiene miles de finales encima. Es hermoso que nos pueda transmitir un poco de su experiencia”, reflexiona.

El más federal del Chaco

Hindú Club apostó a la tercera categoría del básquetbol nacional: el Torneo Federal. Si bien en la pasada competencia no consiguió los resultados esperados, aventurará a quedarse con una de las cinco plazas que otorga el Pre-Federal (exProvincial de básquet) para acceder nuevamente a esta instancia. Para ello, mantuvo la base de su equipo; ese que viene jugando junto hace tiempo y mejora con el correr de los partidos. “Venimos de jugar un torneo muy importante como es el Federal y si bien quedamos afuera, estábamos mentalizados que teníamos que seguir mejorando y creciendo porque somos pibes jóvenes. Le dimos mucha importancia a este torneo local, que -con la dirigencia y la Asociación, hicieron un muy buen trabajo como la televisación de los partidos- la gente lo pudo ver y me pone muy contento. Eso no existía antes”, analiza Álvaro.

Concluyó invicto en la competencia local, con jugadores que llegaron desde distintos puntos de la provincia. Fueron inteligentes desde la dirigencia y desde el cuerpo técnico que lidera Ramiro Díaz Cuello en buscar los mejores talentos jóvenes dentro de la provincia. Y consiguieron buenos valores: “Tenemos dos chicos de Charata, uno de Las Breñas, otro de Machagai y de General San Martín. Los chicos vienen con la mejor, lo conocen a Ramiro. Le comentaron cómo trabajaba él y les gustó”, ratifica Ghidini

“Se podría decir que seguimos siendo un plantel joven. Queremos mejorar, entrenamos doble turno todos los días. Muchos jugadores desean vivir de esto. No hay un secreto más que entrenar. Nosotros tomamos al torneo local muy en serio desde un principio. Ramiro es un entrenador que tiene muchos jugadores, confía en todos. Hoy jugaron los 12 y eso no sucede en muchos equipos”, concluyó.

Por Guillermo Koster y Anyelén Magua Suárez