26 noviembre, 2020

Cadena Total

Presentes cada día

Luca Valussi: «Aunque duela, es tiempo de priorizar la salud»

El joven valor chaqueño que milita en Obras Sanitarias analizó el escenario tras la suspensión de la actividad en la Liga Nacional. Aunque reconoció que es «frustrante» volver a parar a poco de haber reiniciado, consideró que la prioridad pasa por la salud. Radicado en Buenos Aires hace más de un lustro, no deja de recordar sus inicios en Resistencia y los primeros lanzamientos al aro en CUNE y Villa San Martín. 

Luca Valussi, de Resistencia a Capital para brillar en Obras Sanitarias de la Nación

La pandemia de coronavirus trastocó el desarrollo de todas las actividades y el trabajo de la vida cotidiana en todos los sectores. El basquet, lógicamente, no estuvo exento del largo «parate» que exigió la emergencia sanitaria y la vuelta obligó al diseño de «burbujas» en las distintas zonas del país. La estrategia no funcionó y tras varios contagios, por pedido del ministro de Turismo y Deportes de la Nación, Matías Lammens, el torneo fue suspendido a dos semanas de comenzar. 

En  diálogo con Radio Provincia, Luca Valussi, el joven valor chaqueño que milita en Obras Sanitarias de Buenos Aires, aseguró que «la verdad es un poco frustrante porque la Liga pasada se había suspendido cerca de los play off, lo que nos dejó un sabor amargo; y después vino la incertidumbre de retomar o no; y luego de una buen pretemporada, tener que parar a poco de comenzar en complicado».

Sin embargo, consideró que «lo esencial es priorizar la salud; así que viéndolo por ese lado, aunque duela, es entendible». Las tratativas para la reactivación ya están en marcha y los entrenamientos continúan como hasta ahora, con los protocolos específicos diseñados para cada actividad. Valussi indicó en este sentido que «hay que estar preparados, por más que no volvamos inmediatamente».    

Apuesta a las juveniles

Por estos días, Valussi comparte entrenamientos y partidos con Francisco Barbotti, un coterráneo que supo contenerlo en su desembarco en la capital del país. La llegada de ambos se enmarcó un ambicioso proyecto de formación de valores iniciado por el club de Núñez hace alrededor de una década y que hoy muestra sus frutos con cuatro jugadores de la cantera en la alineación inicial. 

«Llegamos casi al mismo tiempo, tenemos más o menos la misma edad, y venimos jugando desde hace muchos años. Eso nos permite no sólo conocernos bien adentro del campo sino tener un sentido de pertenencia que puede que no haya en otro club», reflexionó el joven chaqueño sobre la presencia de su amigo «Pancho». 

Los inicios

Tiempo de ilusiones, en los torneos Argentinos de selecciones

El básquet le llegó por herencia. Su padre jugó en Villa San Martín hasta los 18 años y fue el principal motivador para que Lucas comience a probar suerte tirando al aro. Los primeros lanzamientos se dieron en el colegio, luego hubo un paso por CUNE, de los 10 a los 12 años, hasta que llegó la oportunidad de seguir los pasos del progenitor en  «Villa». 

«Tengo muy lindos recuerdo y un amor profundo por esos dos clubes, de hecho conservo muchos amigos de aquella época con los que nos vemos cada vez que voy para allá o vienen ellos a Buenos Aires», aseguró Valussi en diálogo con Cara y Ceca del Deporte. 

La carrera comienza a tomar vuelo en el Campeonato Argentino U15 de 2013, torneo donde logró actuaciones sobresalientes que le permitieron dar el salto y llegar a Obras Sanitarias en 2014. «En aquel año, jugando con Villa, nos cruzamos dos veces con Obras; pero además jugamos en el Argentino de Selecciones y definimos el tercer puesto con Capital. Allí me vieron algunos entrenadores y me convocaron para entrenar en Buenos Aires», rememoró

Luca llegó a Capital Federal con 15 años y todo por conseguir. Sin embargo, el nuevo mundo que significa Obras presentó desafíos inmensos. «El primer año fue duro, desde lo deportivo porque era todo muy distinto, los entrenamientos más duros, con especial atención en la parte física; entrenábamos las categorías U17 y U19, que venía de ser campeona», relató. 

Seguir evolucionando

Las diferencias entre los modos de trabajo se nota en el físico de Valussi, que hoy tiene una contextura notablemente más voluminosa que al momento de partir. En Villa San Martín se hacía énfasis en la parte de básquet, pero en Buenos Aires a ese entrenamiento se agregaron tres días de preparación aeróbica y los martes y jueves trabajos con pesas en el gimnasio. «Era durísimo, pero teníamos un grupo bárbaro, nos divertíamos mucho más allá de que trabajábamos muy seriamente», recordó.

A esto se sumó un cambio de posición y función en la cancha. «En Villa jugaba de interno, pero acá comencé en el perímetro y la verdad que costó bastante la adaptación a este nuevo rol: desde que llegué jugué de alero por una cuestión estatura y físico», aseguró.  

Por fuera del básquet, la casa se compartía con otros siete jugadores, y la adaptación fue decantando también gracias al acompañamiento de otro comprovinciano, Francisco Barbotti, quien había llegado un año antes. 

Además demostrar partido tras partido sus virtudes como basquetbolista, Valussi continúa con sus estudios de Recursos Humanos en la Universidad Siglo XXI, con la modalidad totalmente a distancia, más allá de la pandemia. «Este año saqué ocho materias, y ahora estoy analizando estudiar otra para aprovechar este tiempo en que no hay actividad deportiva de liga», se entusiasmó. De cara al futuro, comentó que «uno siempre puede mejorar, es importante no dejar de ser un poco mejor cada día, tenemos en Scola un gran ejemplo de esto, así que vamos a seguir por este camino de aprendizaje constante para continuar evolucionando».