La UE anunció un nuevo desembolso de 500 millones de euros para ayudar a Ucrania

La Unión Europea (UE) firmó un acuerdo con Ucrania para la liberación de otros 500 millones de euros (unos 497 millones de dólares) para ayuda y asistencia a desplazados y apoyo a la agricultura, comunicó hoy la Comisión Europea, brazo ejecutivo del bloque.

El anuncio del nuevo paquete fue realizado en coincidencia con una reunión de altos dirigentes de la Comisión y representantes de Consejo de Asociación UE-Ucrania, de la que participa el primer ministro ucraniano, Denys Shmyhal.

La Comisión señaló en un comunicado que esos fondos serán destinados al apoyo a la construcción de viviendas «y educación para desplazados internos (…) y soporte al sector agrícola de Ucrania».

Además de este paquete de ayuda, las partes acordaron también que Ucrania podrá solicitar acceso al fondo de economía digital de la UE para desarrollar capacitación e industria de alta tecnología.

La de hoy fue la primera reunión del Consejo de Asociación UE-Ucrania desde que ese país -invadido por Rusia en febrero- fue aceptado como candidato formal para adherirse al bloque europeo, recogieron las agencias de noticias AFP y Sputnik.

El encuentro busca promover la participación de Ucrania en los programas de la UE.

El gobierno de Ucrania había pedido que la adhesión de ese país a la UE sea inmediata, como forma de protegerse de la avanzada militar de Rusia sobre su territorio.

Las instituciones europeas y los países del bloque apoyan a Ucrania, pero aclararon que la adhesión al bloque es un proceso demorado que podría tomar más de una década.

En declaraciones que formuló en su cuenta de Telegram al llegar a la Comisión, Shmyhal dijo que entre las prioridades de su país «está la introducción de un embargo energético total contra Rusia».

«Ucrania tiene los mayores depósitos subterráneos para almacenar gas y podría convertirse en la bóveda de gas de Europa», dijo el funcionario, y añadió que «tras obtener el estatus de país candidato, el gobierno aspira a acelerar la integración en el mercado energético de la UE».

En Bruselas, Shmyhal mantuvo una reunión con el vicepresidente ejecutivo de la Comisión Europea, Maros Sefcovic, con quien discutió además un «refuerzo de las sanciones contra Rusia».