27 de noviembre de 2021

Cadena Total

Presentes cada día

La obra teatral «Insomnio Pizarnik», el pie para un libro de escritura colectiva

Ivana Zacharski con Andrs Mangone responsables de este propuesta acerca del universo Pizarnik
Ivana Zacharski, con Andrés Mangone responsables de este propuesta acerca del universo Pizarnik.

Una función especial de la obra teatral estrenada en 2019 «Insomnio Pizarnik», dirigida por Andrés Mangone e Ivana Zacharski sobre el universo de la poeta fallecida en 1972, servirá para la presentación del libro «Insomnio Pizarnik. La jaula se ha vuelto pájaro», este domingo 28 de noviembre a las 20 en la Fundación Mercedes Sosa, en Humberto 1° 378, del barrio porteño de San Telmo.

Según los responsables de esa creación colectiva, en ella se encuentran «exorcismos de pesadillas en bandeja para degustar, copas sonámbulas cargadas de brebajes calientes, silencios sagrados, temerarios traicioneros en el final de la luz, (y) elixires venenosos contra el sueño seduciendo a los pájaros en la antigua cárcel de mujeres».

La obra cuenta con las actuaciones de Renata Aiello, Zoe Baez, Paz Camelli, Julián Castellano, Sol Wenceslada De Oliveira, Adolfina García Zavalía, Lucía Grosso, Kevin Joyce, Jazmín Levitán, Laura Manghi, Jose Molfese, Lucas Otero, Lucía Rabey y Amarillo Rue.

Andrs Mangone y el libro con eje en Pizarnik que acaba de ser editado
Andrés Mangone y el libro con eje en Pizarnik que acaba de ser editado.

La presentación del libro, de escritura colectiva corregida y dirigida por Zacharski y Mangone, que acaba de poner en librerías la editorial Vagantes Fabulae en su colección Procesos, estará a cargo de la escritora María Negro luego de la función.

Los directores, de extensa trayectoria cada uno, tuvieron como referente al actor, director y maestro de actores Pompeyo Audivert en el Taller El Cuervo, un espacio comprometido con la búsqueda y la investigación de nuevos lenguajes.

«En El Cuervo abrimos un espacio alternativo, el Taller de Producción, entendida como producción de material teatral propiamente dicho; es decir, escenas, dramas -señaló Mangone en diálogo con Télam-. Siempre ligado a los conceptos ‘Máquina individual’ y ‘Palabra liberada’, desarrolladas en el libro de Audivert ‘El piedrazo en el espejo’.»

Télam: ¿En ese contexto es en el que produjeron «Insomnio Pizarnik»?

Andrés Mangone: Sí, claro, «Insomnio Pizarnik» es el resultado de un laboratorio teatral formalista. Trabajamos a partir de una serie de conceptos técnicos con los que las actrices y actores se valen para intervenir el espacio y el desarrollo de la ocupación en el tiempo.

Vamos improvisando en la búsqueda de fenómenos dramáticos que van creciendo en los ensayos, generando capas de composición y aumentando su intensidad de actuación. Es decir, es como un ritual de consignas formales muy simples que, en el tiempo, comprometen el espíritu poetizante del hecho teatral, la personalidad artística singular de cada actriz y actor.

T: ¿Cómo aparece Pizarnik en ese trabajo?

AM: Además del trabajo que señalo, alentamos en este caso la lectura continua y personal de la obra de Alejandra Pizarnik para atravesar y nutrir de imágenes la asociación libre de la palabra con la que intervenimos en esas improvisaciones. No de entrada, pero sí de forma creciente en la investigación.

Así llegamos en 2019 a nuestra obra «Insomnio Pizarnik», una visita a una casa tomada por múltiples presencias «Alejandra», cada una en su vertiente particular, cada actuación en el cruce con la poeta desde el formalismo de ocupación teatral.

T: ¿La edición del libro estaba pensada desde el principio de los ensayos?

AM: No. No. La maravilla de componer un libro sobre el hecho surgió a partir de las condiciones de suspensión de nuestra cuestión central, producto de la pandemia. A esa aparente máquina de parálisis pudimos sobrepasarla con el desarrollo de una escritura por parte de todo el elenco desde aquella posición formalista original.

Esta vez a solas y desde nuestras casas, agitando la palabra desde la operación físico expresiva para luego concentrar en nuestra dirección la filtración de todo el material hacia una dramaturgia a la medida de nuestro enfoque artístico. No estamos frente a una dramaturgia de diálogos, ni tampoco definitiva; dimos con un «libreto fuente». Así lo llamamos.

«Insomnio Pizarnik» ya que no requiere de la lectura de Alejandra Pizarnik para alimentar la asociación; tiene su propio remitente textual, propio y sumamente original. «Insomnio Pizarnik»-obra cuenta con su «Insomnio Pizarnik»-libro.

T: Además de las lecturas y relecturas de los textos de la poeta, ¿qué otras búsquedas alentaron la creación colectiva?

Ivana Zacharski: Partimos de tres fuentes. Como decía Andrés, la vida y obra de Alejandra; una circunstancia histórica, como fue la fuga de las presas políticas de la cárcel del Buen Pastor de Córdoba, en mayo de 1975; y también ese estado lindante que es el insomnio.

T: ¿Cuál fue la búsqueda en todo este trabajo de improvisación?

IZ: No buscamos ir hacia la esencia de nosotros mismos, sino más bien encontrar a los otros que hay dentro de uno mismo. En el interior de cada uno hay una tribu y es esa tribu la que habla. Cómo es esa voz es una pregunta que nos moviliza. Cómo traigo a mi cuerpo esa voz es otra pregunta que nos moviliza. Cómo es dejarse hablar… Actuar no puede ser solamente tener certeza, sino más bien arder en preguntas.

Read More