24 de mayo de 2022

Cadena Total

Presentes cada día

Falleció el cantante y actor «Meat Loaf», ícono de la balada norteamericana

Meat Loaf naci como Marvin Lee Aday en Dallas en 1947 Foto AFP
Meat Loaf nació como Marvin Lee Aday en Dallas en 1947. Foto: AFP.

Meat Loaf, el cantante y actor estadounidense ícono de la balada y el hard-rock que saltó a la fama en los 70 con su álbum «Bat Out of Hell» y que participó en filmes, series y musicales, falleció este jueves a los 74 años.

«Sabemos cuánto significó para muchos de ustedes y realmente apreciamos todo el amor y el apoyo en este momento de dolor por la pérdida de un artista tan inspirador y un hombre tan hermoso«, apuntó su familia en un comunicado recogido por la prensa internacional sobre la despedida del artista que en seis décadas vendió más de 100 millones de discos y protagonizó más de 65 películas.

La muerte de Marvin Lee Aday, tal era su nombre real del nacido en Dallas, Texas, en 1947, llegó menos de un año después de la de su socio y colaborador musical de toda la vida, Jim Steinman. Junto con el pianista, compositor y productor dieron vida a éxitos rotundos como “Bat Out of Hell”, que vendió más de 50 millones de copias en todo el mundo y se mantiene en el cuarto puesto de los álbumes más vendidos de la historia.

Juntos pergeñaron el que sin lugar a dudas haya sido el hit más grande de su trayectoria conjunta: “I’d Do Anything for Love (But I Won’t Do That)”, que integraba el disco de 1993 “Bat Out of Hell II” y que el año siguiente le reportó a Aday el Grammy a mejor performance vocal en solitario.

Aday tuvo una infancia signada por el alcoholismo y las largas temporadas de ausencia de su padre, los problemas de peso que acarrearía toda la vida, las burlas de sus compañeros por ese tema y la muerte temprana de su madre. Aún muy joven se mudó a Los Ángeles, donde intentaría probar su valía para la música y la actuación en la meca del show business.

Allí, y en dupla con Shaun Stoney Murphy, lanzó en 1971 su primer disco, titulado “Stoney & Meatloaf” y en el que ya se había apropiado del apodo con el que uno de sus profesores de gimnasia lo llamaba en la escuela por su gigantesco porte de 1,83 metros de estatura y evidente gordura (“meat loaf”: pastel de carne, pedazo de carne).

Sin embargo, y pese a que el álbum tuvo cierta repercusión, Aday fue descartado por la discográfica, por lo que tuvo que seguir su camino.

Sus siguientes pasos fueron en el teatro musical, para el que parecía destinado por su personalidad, presencia física y, sobre todo, potente voz casi operística. Integró el elenco de “Hair” y otros títulos hasta que le llegó la oportunidad de participar de la obra de culto “The Rocky Horror Picture Show».

En 1977, y ya en relación con Jim Steinman, lanzó «Bat Out of Hell’, inspirado en el musical «Neverland» y que, en la actualidad, aún vende unas 200.000 copias por año.

Según la revista Rolling Stone, está ubicado en la posición 343 de la lista de los 500 mejores álbumes de todos los tiempos.

Curiosamente, y aunque el suceso probó ser arrollador, lo cierto es que en medio de la explosión del punk, el disco de sonoridades orquestales y narrativas épicas y dramáticas no tuvo una inmediata recepción positiva. “Todo el mundo lo odiaba cuando salió”, recordó en alguna oportunidad el propio Meat Loaf.

No volvió al estudio hasta la nueva década, en la que grabó los discos «Dead Ringer» (1981), «Midnight at the Lost and Found» (1983), «Bad Attitude» (1984) y «‘Blind Before I Stop» (1986).

En 1980 protagonizó su primera película, «Roadie» de Alan Rudolph, donde compartió elenco con otros músicos como Alice Cooper, Roy Orbison y Debbie Harry de Blondie. Y desde entonces seguirían otras como «Motorama»‘ (1991), «El mundo según Wayne» (1992), y «El club de la pelea» de David Fincher, entre otros filmes y series.

En 1993, publicó la primera secuela de su mayor triunfo, llamada ‘Bat Out of Hell II’, cuyo single «I’d Do Anything for Love (But I Won’t Do That)» renovó su condición de fenómeno de masas. Para el videoclip del tema, Aday echaría mano de sus ya a esa altura probadas dotes teatrales con una recordada interpretación como la Bestia del cuento, con prótesis incluidas. El video, que sacaba provecho de la popularidad reciente de la película animada de Disney (“La Bella y la Bestia” había estrenado en 1991), acumula más de 180 millones de reproducciones en el canal oficial de Meat Loaf en YouTube.

El siguiente álbum, “Welcome to the Neighbourhood”, lanzado en 1995, no tuvo el éxito esperado y Meat Loaf no volvió al mercado discográfico hasta 2003 con «Couldn’t Have Said It Better”.

Fue entonces cuando empezó a evidenciarse que tenía problemas de salud: ese mismo año se desmayó durante una actuación en el Wembley Arena de Londres y fue ingresado en el hospital, algo que volvería a ocurrirle en 2011 en un concierto en Pittsburgh y otro en Canadá en 2016.

Pese a ello, y aunque ya los elogios de la crítica eran más discretos, continuó activo y alcanzó a lanzar, en 2006, el disco “Bat Out of Hell III: The Monster is Loose”, con el que completó la que constituye la trilogía de álbumes más taquilleros del rock.

Read More