12 mayo, 2021

Cadena Total

Presentes cada día

Elecciones en clave nacional en la Comunidad de Madrid tras una polarizada campaña

La comunidad madrileña es la más rica de España pero también la más golpeada por la pandemia del coronvarus.

La comunidad madrileña es la más rica de España pero también la más golpeada por la pandemia del coronvarus.

Tras una polarizada campaña electoral los habitantes de la Comunidad de Madrid votan este martes en comicios regionales planteados en clave nacional, en los que el conservador Partido Popular (PP) de la presidenta regional Isabel Díaz Ayuso espera conservar su bastión y fortalecerse frente a la coalición de izquierda que gobierna España.

Los colegios electorales abrieron sus puertas a las 9 (las 4 en la Argentina) y en algunos locales comenzaron a acumularse largas colas para participar en estas elecciones celebradas en día laborable, algo inusual en el país.

Está previsto que cierren a las 20 para dar paso al recuento, cuyos resultados deberán conocerse esta misma noche, informó la agencia de noticias AFP.

Los sondeos anticipan una cómoda victoria de la presidenta regional Díaz Ayuso, que busca la reelección, por lo que el PP debería mantener el control sobre la región más rica y más influyente de España que gobierna desde hace 26 años.

También de acuerdo con las encuestas publicadas el miércoles pasado -último día antes de la veda electoral-, los socialistas del jefe de Gobierno Pedro Sánchez representados por Ángel Gabilondo, podrían sufrir su peor resultado histórico en la región.

Participan también de la contienda Pablo Iglesias, de Unidas Podemos, quien renunció a la vicepresidencia del Gobierno español para dar pelea, y la sorpresa, Mónica García, médica, feminista y representante de Más Madrid, una escisión de la izquierda.

Las encuestas indican que Isabel Díaz Ayuso, de Partido Popular, se encamina a su reelección.

Las encuestas indican que Isabel Díaz Ayuso, de Partido Popular, se encamina a su reelección.

A las 13 la participación en las elecciones se situaba en el 28,44%, dos puntos más que en 2019, según informó el diario El País.

Hoy temprano, Sánchez, llamó a los ciudadanos a votar. «Elegimos quién va a gobernar en los próximos dos años. Este es un Gobierno que tiene que afrontar la vacunación, la recuperación económica y que sea lo más justa posible. Por eso es muy importante la participación, se necesita el máximo apoyo posible para el Gobierno que salga en la Comunidad de Madrid. Votar es seguro», dijo.

Se trata de las primeras elecciones en Madrid desde el estallido de la pandemia del coronavirus en marzo de 2020, que sacudió con especial ímpetu la capital española

Se trata de las primeras elecciones en Madrid desde el estallido de la pandemia del coronavirus en marzo de 2020, que sacudió con especial ímpetu la capital española, que tuvo que improvisar hospitales de campaña y una morgue en una pista de patinaje sobre hielo.

Con 15.000 muertes de un total de 78.000 en el país, la región capitalina registra de las peores incidencias por la Covid-19, con un 45% de sus camas de UCI ocupadas con pacientes de esta enfermedad.

Los conservadores confían en capitalizar la arriesgada política de medidas laxas promovida desde hace casi un año por Díaz Ayuso, que se tradujo en la apertura continuada de bares, restaurantes y salas de espectáculos.

Esta resistencia a las presiones del Gobierno central y la oposición para que endureciera restricciones, indican los sondeos, le valió amplias simpatías.

Con 136 escaños en pugna en el nuevo parlamento regional, los conservadores del PP doblarían su resultado y rozarían la mayoría absoluta, aunque probablemente necesitarán el apoyo de la extrema derecha de Vox para gobernar.

Gobernar con Vox, que se destacó por su mensaje antiinmigración y su feroz hostilidad a la izquierda, no sería «el fin del mundo», dijo Díaz Ayuso.

El resultado de estos comicios anticipados sólo tendrá una validez de dos años, ya que los madrileños deberán votar de nuevo en 2023, cuando a más tardar se celebrarán elecciones legislativas nacionales.

A la espera de esa cita, el PP, desbancado del poder central en 2018, presenta la «batalla de Madrid» como la antesala de la futura pugna electoral con el socialista Pedro Sánchez, quien gobierna en coalición con la izquierda radical de Podemos.

«Esta campaña también es decisiva para España porque va a marcar un antes y un después», afirmó Díaz Ayuso al pedir el voto.

Los comicios se desarrollan luego de una las campañas más hostiles que se recuerden, que incluyó amenazas de muerte contra varios políticos, y en un clima de eslóganes lanzados entre bloques a modo de invectivas («comunismo o libertad», «fascismo o democracia»).

Los debates sobre problemas concretos como la gestión de la pandemia, la carestía de la vivienda o la inversión en servicios públicos se hicieron oír poco.

El sufragio se celebra bajo estrictas medidas sanitarias para minimizar el riesgo de contagio para los electores y el personal electoral.