El portugués Caixinha dejó de ser DT de Talleres de Córdoba y Gandolfi asume en el cargo

El portugués Pedro Caixinha dejó de ser hoy el director técnico de Talleres de Córdoba luego de un “común acuerdo” con la dirigencia del club, y el exdefensor Javier Gandolfi, quien se desempeñaba como su ayudante de campo, quedará al frente del plantel.

“Después de varias horas de evaluación junto Pedro Caixinha y todo su equipo de trabajo, se ha decidido de común acuerdo dar por finalizada su etapa a cargo de la Dirección Técnica del Plantel Superior”, informó el club oficialmente.

Talleres perdió el sábado ante Rosario Central por la Liga Profesional y ese resultado fue el desencadenante para la decisión, aunque trascendió que el ahora exDT apostaba a dirigir al equipo al menos el miércoles ante Newell´s por Copa Argentina.

En el comunicado, la entidad destacó: “Los integrantes del Cuerpo Técnico son personas de una gran integridad moral y de un profesionalismo único, que han tenido máxima dedicación al trabajo en favor del Club”.

“Pedro y todo su equipo se van por la puerta grande de nuestra institución tras haber logrado ubicar a Talleres entre los mejores ocho equipos del continente. Agradecemos especialmente a Pedro y a sus colaboradores por su compromiso profesional y calidad humana”, se extiende el mensaje de despedida.

Caixinha llegó al club cordobés en marzo de este año y reemplazó a Ángel Guillermo Hoyos, tras un interinato de un par de encuentros en el que Gandolfi estuvo al frente del plantel, condujo al equipo a una destacada actuación en la Copa Libertadores, en la que fue eliminado por Vélez en cuartos de final, aunque no hizo pie en el torneo doméstico.

La «T» comparte la última posición de la tabla anual junto a Lanús, ambos con 26 puntos, y los hinchas comienzan a preocuparse y alertarse por posibles problemas futuros con los promedios del descenso.

Al mediodía el presidente Andrés Fassi brindará una conferencia de prensa para dar detalles de la salida de Caixinha y cómo seguirá la situación de Gandolfi.

Fuente: Télam