18 junio, 2021

Cadena Total

Presentes cada día

“El mejor entrenador que tuve fue mi viejo y la mejor kinesióloga, mi mamá”

El chaqueño entrena con la Preselección Argentina U19 de Básquet. Es su primera convocatoria y la disfruta a pleno. Entrevista de Agencia FOCO a un joven talento que no olvida sus raíces.

Gonzalo Corbalán se expresa y piensa como un adulto. La madurez aflora a través de cada palabra que expresa o de cada gesto que uno pueda percibir a través de una llamada por Whats App. Su celular tiene numeración de Estados Unidos y la tecnología acerca. Tanto, que sus dos años fuera del país con pandemia incluida, fue una de las escasas maneras de mantenerse conectado con sus familiares y amigos. Hoy, entrena en el Centro Nacional de Alto Rendimiento Deportivo (Cenard) en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires con el objetivo concreto de cumplir su próxima meta deportiva.  

En la provincia del Chaco, su calidad deportiva, su capacidad atlética y mentalidad ganadora es ejemplo para sus pares y admiración para muchos. El básquet es su pasión y lo llevó –a partir de sus decisiones a temprana edad y con el acompañamiento de su familia- a incursionar en la elite del deporte. Estados Unidos fue su destino cuando estaba por cumplir recién los 16. Las Cruces High School de Nuevo México primero y Lubbock Christian University actualmente, resultaron sus nuevas casas, sus nuevos compañeros y sus nuevos desafíos.

En diálogo con Agencia FOCO, “Gonza” cuenta: “Quedan 21 jugadores en esta Preselección Argentina U19 (la sigla significa Under –debajo en inglés– de 19 años). Estamos entrenando muy bien”. Y agrega, entusiasmado: “Es la primera vez que me citan a una preselección”. Gonzalo se refiere así al proceso preparatorio para el Mundial Juvenil de Letonia de la categoría que se jugaría entre el 3 y el 11 en julio de este año. Actualmente, transita su primer año en la Universidad, con 19 años cumplidos en marzo pasado. Juega de base (uno) y también puede hacerlo en la posición del 2; y mide 1,95 metros: “Hoy me medí con zapatilla y dio 1,95; así que sin ellas debo estar en 1,93”, se sincera.

Sobre sus sensaciones y la posibilidad de quedar en la lista definitiva, también demuestra su carácter: “Hasta el 30 de mayo entrenamos y ahí se dará la lista definitiva. La confianza en la cabeza siempre está, pero como nunca estuve en la Selección uno entrena para estar adentro”, concluye.

Una familia unida por el deporte

Gonzalo integra una familia de deportistas destacados en el Chaco y la región. Su hermano Juan Pablo juega en la Liga Nacional de Básquet; su mamá (Carolina Alejandra Gutiérrez) fue campeona argentina de atletismo y su papá (Jorge Pablo, “Toro” para los conocidos) pasó por varios equipos de básquetbol de la región. Esta realidad no es una presión para él; por el contrario, significa una gran ayuda: “Facilita todo, porque en la mesa se respira el deporte”, sintetiza Gonzalo.

Y destaca: “Naces con el deporte en las venas y tus viejos te guían. Siempre dije que el mejor entrenador que tuve fue mi viejo y la mejor kinesióloga (también es ginecóloga), mi mamá. Te pasas todo el día hablando con tu papá, tu mamá y tu hermano de deportes y eso ayuda mucho”. Sus tíos y sus abuelos también son reconocidos en el ámbito deportivo: Héctor “Peny” Corbalán y “Mecha” Borque, hija del socio fundador del Villa Remigio Borque, por citar.

“Se extraña mucho”

La comunicación telefónica no es buena. Se entrecorta y resulta dificultoso hilvanar un par de frases. Gonzalo lo sabe e incluso comenta: “Recién estuve hablando con mi familia y se entrecorta mucho”. Es que cada vez que puede hace tiempo para hablar con ellos o con sus amigos. Esos que “extraña mucho”, porque suman dos años que “no voy” a Resistencia: “Estaba por cumplir los 16 años cuando me fui a la High School; volví un verano, me agarró la pandemia y me tuve que quedar en EEUU”, recuerda con cierto aire de nostalgia.

El recuerdo de una final

“Siempre digo que fue la peor mejor experiencia que tuve jugando”. Es un juego de palabras, pero así se refiere Gonzalo a la final perdida frente a Entre Ríos jugando para Chaco el campeonato argentino U19 con apenas 17 años. Y detalla: “La peor fue por cómo perdimos y el esfuerzo que hicimos para llegar a la final. No merecimos perder en nuestra cancha, en nuestra provincia y de locales”. “Y lo mejor, porque fue histórico y lo viví en familia. Mucha gente se acercó al básquet, incluso muchos que no conocía el deporte y se acercó”, analiza.

Finalmente, deja un mensaje para sus compañeros de Villa San Martín, club al cual perteneció en el país. “Lo que hagan, sea lo que sea, que no dejen nada cuando entran a la cancha o en el estudio. Siempre al 100% y si tenés una meta en la cabeza, rodéate de gente que te ayude. Y lo negativo, sacártelo de encima. La cabeza dura es lo esencial para llegar”, finaliza.

Perfil

Gonzalo se inició en Villa San Martin de Resistencia e integró varias selecciones provinciales. Actualmente,  Corbalan, se especializa en marketing empresarial en Lubbock Christian University (LCU) y espera jugar baloncesto profesional después de graduarse.

En 2019, donde asistió a Las Cruces HS en su último año. En esa temporada, ayudó a llevar a los Bulldawgs al Campeonato Estatal de Niños 5A con un récord general de 29-3, proclamado Jugador Más Valioso en el torneo estatal y Mr. New Mexico Basketball en el proceso.