El diputado correntino Miguel Arias reveló la imagen de la bala alojada en su abdomen

El legislador sufrió el atentado en plena campaña proselitista. La bala entró por el abdomen, rozó los órganos más vitales de esa parte del cuerpo y quedó estacionada a medio milímetro de distancia de la columna vertebral.

El legislador correntino aportó imágenes del proyectil alojado en su cuerpo y del momento del ataque, ocurrido hace 11 meses.

El diputado peronista Miguel Arias reveló la imagen de la bala que mantiene incrustada en su cuerpo, al cumplirse 11 meses del atentado que sufrió en Tapebicuá, el año pasado, cuando en un acto de campaña recibió un disparo de arma de fuego. El ataque es recordado como uno de los mayores casos de violencia política en la vecina provincia pero,  el propio Arias, hoy presidente del bloque del Frente de Todos en la Cámara de Diputados, remarca que “tanto el Gobierno radical como la Justicia provincial se llamaron al silencio y el caso continúa impune con un asesino suelto e identificado”.

“Cuántas balas más. En esta tomografía de mi abdomen vemos la bala disparada en Tapebicuá el 26 de agosto de 2021. El asesino sigue suelto. Se cumplen hoy 11 meses del atentado. Me pregunto cuántas balas más harán falta para que la Justicia de Corrientes y el Gobierno provincial investiguen la violencia política”, expresó este martes en sus redes sociales con un video en el que se observa la bala calibre 22.

El proyectil entró por el abdomen, rozó los órganos más vitales de esa parte del cuerpo y quedó estacionada a medio milímetro de distancia de la columna vertebral, por lo cual el diputado Arias salvó su vida milagrosamente y continúa en buen estado de salud.

En este contexto, acusa a los fiscales de Paso de los Libres, Noelia Lena y Facundo Sotelo, de “llamarse a silencio sin siquiera dar explicaciones de por qué no investigan al único sospechoso”. Según Arias, el asesino “sigue suelto en Tapebicuá” y la Fiscalía “tiene un informe de la Policía federal que lo involucra directamente como el hombre que disparó un rifle calibre 22, a unos 60 metros de distancia, desde la vereda de enfrente”, según “el aporte de una testigo que presenció el momento”.