27 de mayo de 2024

Cadena Total

Presentes cada día

El crudo testimonio de Mariano Cohn en el inicio del juicio por el crimen de su hermano

Aquel sábado 27 de julio de 2015, Alejandro, de entonces 35 años, se dirigía en moto a jugar un partido de fútbol con amigos, pero comenzó a sentirse mal: era diabético, insulinodependiente y había tenido una baja de azúcar. Tras pedir ayuda, fue trasladado en ambulancia al Hospital de San Isidro, donde ingresó a la guardia por sus propios medios y a pie pasadas las 20.20. De forma lúcida, el paciente contestó las quince preguntas del protocolo médico. Antes de esto, pudo llamar por teléfono a su madre para avisarle de su situación y le dijo: “Mamá, quedate tranquila que estoy bien”.

Alejandro Cohn

Mariano Cohn junto a su hermano Alejandro

Mariano Cohn junto a su hermano Alejandro

Cuando sus padres llegaron al hospital pasadas las 21, encontraron a Mariano acostado en una camilla dentro de la guardia y sin ser atendido. Ya estaba descompensado. Tras los reclamos, dos horas después de su ingreso, el paciente fue llevado a la sala de shock por un paro cardiorespiratorio. Luego de varias horas sin novedades sobre la salud de Alejandro, los familiares lo encontraron ya en terapia intensiva con signos de golpes, una traqueotomía y en coma inducido.

Luego de dos días, la familia solicitó el traslado de Alejandro al Hospital Italiano, donde los médicos les comunicaron que tenía muerte cerebral y múltiples fracturas.

Los mismos doctores del Italiano realizaron la denuncia penal contra sus colegas del hospital municipal por el estado en el que recibieron el cuerpo de Alejandro, según recordó hoy su hermano Mariano Cohn en la previa del juicio que tiene como imputados a nueve médicos por los delitos de homicidio culposo y violación de elementos probatorios.

“Hay nueve médicos imputados por homicidio y robo de historias clínicas, radiografías, imágenes de las cámaras… Acá hubo un encubrimiento médico de todo lo que sucedió. Y también un encubrimiento político, porque el intendente de San Isidro en ese momento, Gustavo Posse, se dedicó a obstaculizar, tapar y no colaborar con el caso. No hicieron ningún sumario y los médicos siguen trabajando en ese hospital hasta el día de hoy como si nada hubiese pasado”, denunció Mariano Cohn.

Alejandro-Cohn.jpg

El director reclamó que los médicos de San Isidro «no supieron cómo tratar a un diabético, que había que ponerle un suero, hidratarlo» entonces «hicieron todo mal y después intentaron taparlo y pasarlo como un accidente de tránsito, cosa que está completamente descartado en la causa. Quisieron dibujar un accidente y lo molieron en pedazos”.

“Quiero que los nueve médicos que le hicieron eso a mi hermano vayan presos y también los funcionarios que se dedicaron a obstaculizar y robar pruebas», expresó el director de cine sobre el reclamo panal.

Sobre los acusados, Mariano comentó que “se defienden de manera hermética, corporativa, sin declarar y en complicidad con el sistema político de aquel momento que era el intendente Gustavo Posse, el secretario de Salud Juan Viaggio y la directora del hospital». Respecto al arco político, comentó que solicitará la ampliación que pruebas: «Que vengan y se sienten en el banquillo para tenerlos cara a cara”.

En la previa del juicio, el director estuvo acompañado por Luis Brandoni: “Conozco el caso del fallecimiento de Alejandro y es mi obligación de amigo acompañarlo en una situación tan delicada como esta”, expresó el actor a la prensa.

Embed

source