17 de julio de 2024

Cadena Total

Presentes cada día

El creador de "vestido azul o dorado" irá a la cárcel por intentar matar a su pareja

Vestido.jpg

El vestido viral: ¿es azul y negro o blanco y dorado?

El vestido viral: ¿es azul y negro o blanco y dorado?

El vestido viral llevó incluso a una investigación científica para explicar el misterioso efecto y revelar por qué algunos podían verlo blanco y dorado, mientras que los demás estaban convencidos de que era negro y azul.

vestido

Las tres versiones del vestido que se hizo viral

Las tres versiones del vestido que se hizo viral

A 9 años de la viralización y la fama que captó Keir Johnston, el autor de la foto ahora fue condenado a 54 meses de prisión por haber intentado asesinar a su exesposa ahorcándola y amenazándola con un cuchillo.

Keir Johnston

Keir Johnston junto a su esposa, a quien intentó asesinar en 2022

Keir Johnston junto a su esposa, a quien intentó asesinar en 2022

La agresión ocurrió en marzo de 2022. Johnston volvió a su casa en estado de ebriedad y discutió con su esposa. La violencia fue tal que la inmovilizó en el suelo y la estranguló. La mujer logró liberarse y comenzó a gritar: «Mi esposo está intentando matarme». Un testigo la escuchó e intervino para que pudiera llamar a la policía.

Keir Johnston

Violencia de género: Keir Johnston fue condenado a 4 años de prisión por amenazas e intento de homicidio

Violencia de género: Keir Johnston fue condenado a 4 años de prisión por amenazas e intento de homicidio

Meses después, Johnston volvió a atacar a su expareja esta vez con un cuchillo al grito de “alguien va a morir”.

En su fallo, el Tribunal Superior de Glasgow, Escocia, destacó el «comportamiento peligroso y repetitivo» del condenado. «La única sentencia apropiada para un crimen de tal gravedad es la prisión», aseguró la jueza Lady Drummond, quien además agregó en el castigo de Johnston la prohibición de contactar a la víctima por los siguientes 10 años.

«Ella temía por su vida. El estrangulamiento duró 20 segundos«, argumentó la jueza de Glasgow.

Embed

source