25 octubre, 2020

Cadena Total

Presentes cada día

El Consejo de Seguridad de la ONU convoca a una reunión sobre Nagorno Karabaj

La sede de la ONU que está funcionando de modo virtual.

La sede de la ONU que está funcionando de modo virtual.

A pedido de países europeos, el Consejo de Seguridad de la ONU convocó para este martes a una reunión a puerta cerrada sobre la región separatista de Nagorno Karabaj, golpeada por combates mortíferos durante el fin de semana, informaron hoy fuentes diplomáticas.

Alemania y Francia impulsaron esa reunión, pero Estonia, Bélgica y Reino Unido la respaldan, precisaron las fuentes, según la agencia de noticias AFP.

En medio de la escalada del conflicto entre Armenia y Azerbaiyán, las principales potencias y organismos internacionales se movilizaron para intentar restablecer el alto el fuego, entre ellos el secretario general de las Naciones Unidas, António Guterres, quien pidió el cese «inmediato» de las hostilidades en la región y el regreso «sin demora a las negociaciones».

La Unión Europea (UE) señaló que mantenía «intensas gestiones diplomáticas» para lograr el cese de las acciones militares, y Bruselas emplazó a Turquía, aliado de Azerbaiyán y enemigo de Armenia, a contribuir al cese de los ataques y a una solución pacífica del conflicto.

Las fuerzas del enclave separatista de Nagorno Karabaj, apoyadas política, militar y económicamente por Armenia, luchan desde ayer contra tropas de Azerbaiyán en los combates más mortíferos desde 2016.

Nagorno Karabaj, constituida desde 2017 como República de Artsaj, es una región secesionista de Azerbaiyán, de mayoría armenia y que cuenta con el ingente apoyo de Armenia.

Armenia y Azerbaiyán admitieron decenas de muertes en la región y, según balances parciales de los enfrentamientos, al menos 67 personas murieron.

Ambas partes escalaron ayer el conflicto y quedaron al borde de la guerra, luego de que estallaran violentos combates entre fuerzas azeríes y separatistas de la región de Nagorno Karabaj, apoyadas por Armenia.

Los enfrentamientos tuvieron una rápida respuesta de Rusia, que pidió un inmediato «alto el fuego» y se propuso para mediar en un diálogo de paz, y también llamados a la reflexión de la UE, la Organización de Atlántico Norte (OTAN) y diversos organismos y países comenzando por Estados Unidos, mientras la Cruz Roja internacional informó que hay víctimas civiles en estos enfrentamientos.

La Organización para la Cooperación y la Seguridad en Europa (OSCE) también se movilizó para intentar estabilizar la situación, así como diplomáticos del llamado Grupo de Minsk que integran Francia, Rusia y Estados Unidos.

Historia del conflicto

La confrontación tiene raíces profundas, que datan de la formación de la disuelta Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS) pero cuando el bloque comunista comenzó a resquebrajarse la región de Nagorno Karabaj anunció en 1988 su pretensión de independizarse de Azerbaiyán para pasar a formar parte de Armenia, cuyo parlamento aprobó esta incorporación, pero la URSS impugnó la decisión.

A los dos años, las tensiones derivaron un conflicto bélico en la región que dejó 30.000 muertos.

Desde entonces, las autoridades azeríes quieren retomar su control, aunque sea a la fuerza. Las negociaciones de paz están en punto muerto desde hace años.

El estallido violento en Nagorno Karabaj podría devenir en una guerra abierta entre Azerbaiyán y Armenia en el Cáucaso Sur, y generar la intervención de potencias rivales en la región, como Rusia, que se ofrece como mediadora, y Turquía, que arrastrar una endémica enemistad con Armenia.

El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, alimentó hoy el temor a una escalada con un discurso combativo en apoyo de Azerbaiyán, del que Turquía es el aliado principal.