26 de enero de 2022

Cadena Total

Presentes cada día

El arte como emancipación de los privados de libertad en «Goro, el que mueve los hilos»

Gorosito, el argentino que fue encarcelado en España cuando le encontrario cocaina en el equipaje (Foto: Liberto Films)

Gorosito, el argentino que fue encarcelado en España cuando le encontrario cocaina en el equipaje (Foto: Liberto Films)

Los privados de su libertad se encuentran encerrados en penales cumpliendo condena por sus delitos y con complicaciones para reinsertarse en la sociedad, algo que varios logran y que se puede ver en «Goro, el que mueve hilos», documental de Facundo Kolovcevic y Fernando Menéndez, que inicia su recorrido en salas este jueves en el Gaumont.

«Es una sociedad a la defensiva, que no brinda oportunidades. Estas excepciones como las de Claudio encuentran un entorno bastante difícil. Los que están en la cárcel suelen ser los que están con más problemas socioeconómicos y vuelven a lugares vulnerables, con familias desarmadas, en muchos casos», dijo Kolovcevic a Télam.

Los directores no se conocían hasta que esta película los unió. En Madrid, ambos habían escuchado de la historia de Claudio Gorosito, un cordobés encarcelado en la capital española, luego de ser detenido con cuatro kilos de cocaína que llevaba de Argentina a España.

[embedded content]

Trailer «Goro, el que mueve los hilos» (Liberto Films)

Pero lo que les llamó la atención no fue ese hecho, sino que Gorosito pasó a ser un referente de la reinserción por medio del arte, al serle otorgada la medalla al mérito social penitenciario por realizar en prisión una réplica tamaño real del Guernica de Pablo Picasso en hilo de bordar, con la colaboración de 50 compañeros de la prisión, durante 360 días.

«La concepción que teníamos de una prisión era nula. No conocíamos lo que pasaba en el intramuro. Nuestra mirada cambió totalmente. En esos momentos había una política de reinserción social en Madrid, que Claudio pudo aprovechar. El mundo carcelario no tiene nada que ver con Argentina en términos de infraestructura. Hicimos la reconstrucción de la película en José León Suárez, donde la Universidad de San Martín tiene presencia, y es increíble lo que encontramos ahí», agregó Kolovcevic.

Por su parte, Menéndez comentó: «Esto fue lo más interesante para mí, el haber entrado al penal de Madrid y al de San Martín y haber conocido y convivido con los presos, fue una experiencia muy intensa. Estábamos encerrados con ellos y sentíamos lo que es estar ahí. Cambió mucho mi impresión de ese mundo, que tenía que ver con gente mala, algo de las películas, y me resultó curioso ver que hay una variedad muy diferente de gente».

«Lo que tenemos muy claro con Facundo es que una sociedad que ofrece oportunidades tiene menos delincuencia.»

Fernando Menéndez

Gracias a esto, Menéndez puedo entender cómo se produce la violencia dentro de la prisión: «El sometimiento que sufre un preso es a cada instante y de muy diversas formas, desde el ruido de la puerta hasta los candados. Tener que pedir permiso para todo. No es solo no salir del penal, sino los movimientos internos también. Es muy desagradable el proceso. Entre la culpa que deben sentir y esto, es un caldo de cultivo para que luego, a la mínima provocación, reaccionan mal. Tienen el autoestima por los suelos, es muy fácil reaccionar mal».

Télam: ¿Con qué vieron que se encuentran los presos al salir nuevamente en libertad?

Facundo Kolovcevic: Encuentran las mismas oportunidades que tenían al entrar a prisión. Es muy difícil, aunque ellos quieran cambiar y dar vuelta la historia, poder modificarlo. Si ellos estaban robando, en el barrio le van a ofrecer lo mismo. Por suerte mucho de los chicos que conocimos la re pelean para no volver a caer en esa. Muchos se vuelcan al arte para cambiar la lógica.

Fernando Menéndez: Lo que tenemos muy claro con Facundo es que una sociedad que ofrece oportunidades tiene menos delincuencia. Uno de los presos estaba terminando Sociología y él decía que los que van a delinquir evalúa riesgo y beneficio y elige en base a eso. Si el beneficio lo puede tener por otro lado, lo va a pensar dos veces. Lo que vimos, al estar conviviendo, es que la cárcel no ayuda a los presos a rehabilitarse ni salir adelante. Claramente, resulta un efecto más negativo que positivo, claramente.

T: ¿Cómo logró Claudio esta reinserción?

FK: Si bien cuando Claudio salió le costó incorporarse al mundo del artesanato, le costó, aunque pudo tener su centro cultural, hasta que falleció el año pasado. En la cárcel, el bordado y el trabajo con hilos lo sacaban mentalmente de la cárcel. Él salió con otra cabeza de ahí. Jamás hubiera imaginado dedicarse a una actividad artística.

T: ¿Creen que en la cárcel terminan los «ladrones de gallina»?

FM: Quien tiene dinero tiene recursos para ganar más dinero sin arriesgar y el que no tiene nada, la única forma de tener un rédito económico lo tiene poniendo en riesgo su vida o su libertad.

Read More