19 de octubre de 2021

Cadena Total

Presentes cada día

El América Libre celebra 15 años de cultura y trabajo social en Mar del Plata

Foto: Diego Izquierdo

Foto: Diego Izquierdo

Desde su creación en un edificio abandonado en Mar del Plata, el Centro Cultural América Libre dio forma semana a semana a un espacio artístico y de formación que ganó peso propio en el circuito local, y pese a los obstáculos surgidos, desplegó además un trabajo social que le permitió convertirse en una referencia que este fin de semana celebra sus primeros quince años.

Los orígenes del América Libre

El América Libre fue creado el 24 de septiembre de 2006 por miembros de organizaciones de izquierda y agrupaciones sociales y culturales que recuperaron tras casi diez años de abandono un inmueble de tres plantas repleto de escombros, basura, ratas y palomas, ubicado en San Martín y 20 de Septiembre, a diez cuadras del centro marplatense.

Quince años después, luego de soportar un intento de desalojo judicial y otro por parte de un grupo de barrabravas, sobrevivir al incendio de un mayorista ubicado a 40 metros que devoró media manzana, y surfear una pandemia que tuvo un impacto especial en el ámbito de la cultura, su tarea reforzó su legitimidad en el barrio y en la ciudad.

Foto: Diego Izquierdo

Foto: Diego Izquierdo

La transformación del espacio

Lo que comenzó como un espacio en el que se dictaban algunos talleres y había que hacer malabares para cubrir las guardias y proteger el lugar, se transformó lentamente en un centro que funciona durante casi todo el día y que brinda tanto propuestas artísticas y culturales como refugio para iniciativas laborales, sociales y educativas.

«Parte de lo que hace que el América siga creciendo, más allá de las personas, tiene que ver con la vida misma y con que a medida que uno va creciendo, lo van haciendo sus sueños y sus aspiraciones. Hace diez o quince años era imposible imaginar hasta dónde podíamos llegar», explicó a Télam Carmen Domínguez, una de las referentes del centro cultural.

Explicó en ese sentido que «a lo largo de los años, se fueron expandiendo las áreas de trabajo y el tipo de propuestas».

En la actualidad, funcionan tres cooperativas de trabajo: «Mazamorra», que ofrece servicios gastronómicos; una textil, «Cortando Hilos», y otra de gráfica digital, «Contratapa», que emplean a decenas de personas.

«A lo largo de los años, se fueron expandiendo las áreas de trabajo y el tipo de propuestas»

Carmen Domínguez

En el espacio se dictan además talleres todas las tardes, de disciplinas como tela y trapecio, circo, danza folclore, milonga, y funcionan además la escuela de formación teatral «Praxis» y el colectivo de arte y salud mental «Crisálida», que es un proyecto de extensión de la Universidad Nacional de Mar del Plata.

Por las noches hay prácticas de tango, peñas de folclore, festivales de rock, trap, murgas, y obras de teatro, y los domingos, funciona una olla popular con viandas para casi 150 personas en situación de calle.

Foto: Diego Izquierdo

Foto: Diego Izquierdo

«El América transformó no solo la cultura de la ciudad, sino también la vida de cada una de las personas que hemos pasado por él. Seguimos creciendo, el sueño se renueva, late y transforma, nos transforma, cada día recuperamos este espacio. Cada día el sueño colectivo se vuelve realidad», expresaron sus integrantes en una carta difundida de cara al aniversario.

Para los festejos, el América Libre organizó además un festival al aire libre para este sábado desde las 14 en Plaza Rocha, ubicada frente a la sede, bajo el lema «Sembrando cultura, cosechamos libertades», con bandas, murgas, y una de las señalizaciones del proyecto «Esquinas con Memoria», que lleva adelante el Colectivo Faro de la Memoria.

«El América transformó no solo la cultura de la ciudad, sino también la vida de cada una de las personas que hemos pasado por él»

Carmen Domínguez

El festejo incluye la puesta en funcionamiento del «Punto Violeta» que funciona en el centro cultural, que forma parte del dispositivo popular de acompañamiento y asistencia a mujeres y diversidades violentadas por sus condiciones de género, en el marco de un programa del Ministerio de Mujeres, Género y Diversidad de la Nación.

Domínguez recordó que los últimos dos años «fueron muy especiales», porque el espacio vivió dos momentos críticos.

Foto: Diego Izquierdo

Foto: Diego Izquierdo

El primero fue la noche del 15 de diciembre de 2019, cuando un mayorista ubicado en la misma manzana se incendió: «Fue tremendo. Empezamos a recibir mensajes que decían ´se prende fuego el América´. Veíamos las explosiones y pensábamos que si agarraba algo no quedaba nada, y finalmente los edificios linderos frenaron las llamas y no sufrimos daños».

Antes de que terminaran de reponerse a ese susto, con media manzana en riesgo de derrumbe, llegó la pandemia, de la que fueron emergiendo lentamente, primero con la actividad de las cooperativas de trabajo, y luego en la temporada de verano 2021 regresaron las actividades artísticas y culturales.

«Los 14 años -.aseguró- no los pudimos festejar porque estábamos todos encerrados, así que este año tiene un valor especial».

Read More