3 de octubre de 2022

Cadena Total

Presentes cada día

Delfina Cheb estrena «Buenos Aires» de tangos, un género cuyo legado «invita y espera»

Delfina Cheb hara sus temas en Bebop Club
Delfina Cheb hara sus temas en Bebop Club.

La cantante argentina Delfina Cheb, radicada en Estados Unidos y producida por el español Javier Limón para su sello internacional, estrenará este jueves en la sala porteña Bebop Club su flamante segundo disco “Buenos Aires” donde aborda un repertorio íntegramente tanguero al que avista como un legado “que invita y espera”, junto a músicos como Luis Salinas y Horacio Avilano.

“El disco se gestó como un proyecto de trabajo en equipo e investigación profunda sobre una raíz que a mí se me hacía inminente y sagrada. Me lo tome casi como un trabajo arqueológico de escucha y estudio”, revela Cheb durante una entrevista con Télam.

La intérprete, de 25 años, considera al respecto que “el repertorio tanguero es uno que invita y espera. Que te intercepta en una noche cualquiera de otoño para quedarse por siempre marcando el latido de tu corazón”.

Con el antecedente de su abuelo cantor –Ángel Olazábal, quien fue vocalista en la orquesta de Pascual Mamome– la muchacha que vive en Estados Unidos desde 2015 (donde viajó con una beca para realizar su doble licenciatura en Composición de Jazz y Performance vocal en la prestigiosa Berklee College Of Music) y fue fichada como artista de la prestigiosa Casa Limón, profundiza ahora su lazo con el tango.

Delfina Cheb «Doce Milongas de amor y un tango desesperado»

VER VIDEO

La intérprete funda este vínculo en que “siento una pertenencia muy hermosa, como si las canciones me hubiesen convocado. El día de la grabación Luis Salinas me dijo: ‘yo no creo que vos hayas elegido cantar tango, a vos no te quedo otra, necesitabas cantarlo’”, según cuenta.

Voz cantante de un súper grupo que además de a Salinas y Avilano, suma las guitarras de Hernán Fredes y Hernán Mastromarini, en su reciente placa grabó con ese elenco “A una perla”, “Como dos extraños”, “Esquinas porteñas”, “Ventanita Florida”, “Cafetín de Buenos Aires”, “Siempre se vuelve a Buenos Aires”, “Nada”, “Divina”, “No aflojes” y “Garúa”.

“El hermoso grupo humano que hizo posible este disco surgió desde el gran Horacio Avilano y con el aporte importantísimo de Javier Limón. Tengo mucha suerte, ellos me enseñaron tantas cosas en tan poco tiempo… Nos admiramos mucho entre todos, nos respetamos musical y humanamente, eso hizo al disco un rato de compartir canciones, empanadas, confidencias y poesías”, repasa de Delfina sobre la experiencia grupal en torno a un repertorio donde, asegura, “las canciones fueron decantando solas”.

«Creo que “Buenos Aires” hace un “zoom in” sobre una parte muy importante del disco que a mí me cambio la vida. La milonga y el tango son hermanos, o quizás son el mismo. Son formas de decir. Son formas de relacionarse. Las dos tienen que ver con el corazón.Delfina Cheb

Con “Buenos Aires” entre manos, cantante y cuarteto de guitarras confluirán este jueves desde las 22.30, en Bebop Club (Uriarte 1658) para estrenar el disco en cuestión, mientras que Cheb (en plan solista) compartirá otro recital, esta vez, con Guillermo Fernández al que presenta como “amigo y mentor”, el domingo desde las 21 en el CAFF (Sánchez de Bustamante 772).

Télam: Qué sentís que estas aportando al tango como intérprete con este segundo paso y una respiración tan personal?

Delfina Cheb: Ojalé esté aportando algo pero más que nada este género me aportó un mundo de cosas. Me regalo amigos entrañables, compañeros de trabajo del más alto nivel musical y humano, y las canciones más hermosas que escuché en mi vida. El tango no es solo un género si no una comunidad que comparte una forma de decir, de decir directamente desde el corazón.

T: El hecho de que vivas en Estados Unidos y grabes para Casa Limón ¿te suma una responsabilidad en relación a proyectar internacionalmente al tango canción a través de tu voz?

DC: Creo que trabajar con Javier es un honor enorme y un constante aliento y empuje a crecer, aprender y agradecer. A la música, a mi raíz y a equipos como el de Casa Limón que desde el primer día pusieron todo su amor para que yo pueda darle alas a mi música. Estoy eternamente agradecida de ser parte de esta hermosa familia.

T: De qué modo dialoga «Buenos Aires» con tu álbum debut «Doce milongas de amor y un tango desesperado”»?

DC: Creo que “Buenos Aires” hace un “zoom in” sobre una parte muy importante del disco que a mí me cambio la vida. La milonga y el tango son hermanos, o quizás son el mismo. Son formas de decir. Son formas de relacionarse. Las dos tienen que ver con el corazón.

T: En un reportaje de hace mas de dos años, dijiste a Télam: «a mi me gusta cantar canciones y espero que eso sea lo más importante, la palabra y la canción. Sea del género que sea» ¿qué cosas te retienen en el tango? y ¿qué otras músicas aparecen como posibles para ser cantadas por vos?

DC: Qué bueno que estoy de acuerdo con la Delfi de hace dos años (risas). Sigo pensando que la palabra es lo más importante. El tango no me retiene, me libera, me da una respuesta, me ha abierto un camino, me ha presentado a amigos que admiro y añoro. Me encanta escribir canciones y espero poder compartirlas muy pronto. Dialogan con el tango, le agradecen, pero también toman de otros lugares como pueden ser el folclore, el jazz, la bossa nova y la trova.

Get CyberSEO Lite (https://www.cyberseo.net/cyberseo-lite) – a freeware full-text RSS article import plugin for WordPress.

Leer más