8 marzo, 2021

Cadena Total

Presentes cada día

Contrapunto entre Rusia y el jefe de la diplomacia europea luego de su visita a Moscú

Borrel dijo que se podrían aplicar sanciones y Rusia expresó su sopresa

Borrel dijo que se podrían aplicar sanciones y Rusia expresó su sopresa

El jefe de la diplomacia de la Unión Europea (UE), Josep Borrell, afirmó que estaba preocupado por el supuesto rechazo de Rusia a un “diálogo más constructivo” con el bloque y la cancillería rusa manifestó sorpresa porque, dijo esos comentarios “contrastan considerablemente” con los que hizo durante su reciente visita a Moscú.

“Las autoridades rusas no han querido aprovechar la ocasión para entablar un diálogo más constructivo con la UE”, afirmó el excanciller español en Twitter, a su regreso de un viaje a la capital rusa.

“Es lamentable y debemos actuar en consecuencia; los estados miembros decidirán los próximos pasos, y sí, estos podrían incluir sanciones”, agregó Borrell.

Durante la visita, en la que Borrell se reunió con el canciller, Serguei Lavrov, Rusia anunció el viernes la expulsión de diplomáticos de Alemania, Polonia y Suecia a los que acusó de haber participado el 23 de enero en protestas de apoyo al opositor encarcelado Alexey Navalny.

“Regresé a Bruselas con profunda preocupación por las perspectivas de desarrollo de la sociedad rusa y las opciones geoestratégicas de Rusia”, escribió Borrell.

“Mi encuentro con el ministro Lavrov y los mensajes enviados por las autoridades rusas durante esta visita han confirmado que (las relaciones entre) Europa y Rusia están a la deriva”, afirmó.

Borrell agregó que “parece que Rusia se está desconectando progresivamente de Europa y considerando los valores democráticos como una amenaza existencial”, según la agencia de noticias AFP.

Voceros de la cancillería rusa dijeron esta tarde que estaban “sorprendidos con las valoraciones de Borrell sobre los resultados de su visita a Rusia porque contrastan considerablemente con sus declaraciones hechas en la conferencia de prensa en Moscú”, según la agencia Sputnik.

Los cancilleres de los estados miembros de la UE se reunirán el 22 de este mes para analizar los resultados de la misión de Borrell y decidir los pasos a seguir luego de que el gobierno ruso se negara a liberar a Navalny, tal como solicitaron los líderes europeos, y decidiera expulsar a los diplomáticos alemanes, polacos y suecos.

Una eventual imposición de sanciones debe ser decidida por unanimidad por los estados miembros.