Boric llamó a escuchar «la voz del pueblo» y anticipó cambios en su gabinete

Los chilenos y chilenas fueron ayer a las urnas para decidir en plebiscito si aprobaban o rechazaban el proyecto de Constitución elaborado con el fin de sustituir la carta magna vigente, sancionada durante la última dictadura (1973-90).

Foto: El País

El presidente de Chile, Gabriel Boric, afirmó que la ciudadanía se expresó «de manera fuerte y clara» al rechazar mayoritariamente el proyecto de nueva Constitución en el plebiscito de hoy, exhortó a los dirigentes a «estar a la altura de este llamado» y anticipó que hará cambios en su gabinete.

«En Chile las instituciones funcionan, la democracia sale más robusta, hay que escuchar la voz del pueblo», dijo el mandatario esta noche, al dirigir un mensaje al país luego de que se conociera el resultado de la consulta.

«Esta decisión exige a nuestras instituciones que trabajemos hasta arribar a una propuesta que nos interprete a todos, que dé confianza», remarcó, y se comprometió a poner todo de su parte «para construir, en conjunto con el Congreso y la sociedad civil, un nuevo itinerario constituyente».

El mandatario reconoció que «el pueblo chileno no quedó satisfecho con la propuesta de Constitución que la Convención (Constituyente) le presentó a Chile, y por ende ha decidido rechazarla de manera clara en las urnas».

«Esta decisión exige a nuestras instituciones y actores políticos que trabajemos con más empeño, con más diálogo, con más respeto y cariño, hasta arribar a una propuesta que nos interprete a todos, que nos dé confianza, que nos una como país», manifestó.

«Debemos ser autocríticos; los chilenos y chilenas han exigido una nueva oportunidad para encontrarnos y debemos estar a la altura de este llamado; no podemos dejar pasar el tiempo ni enfrascarnos en polémicas, hago un llamado a todas las fuerzas políticas a poner todo de su parte», dijo Boric.

El jefe del Estado sostuvo que «hay que escuchar la voz del pueblo» pero «no solo este día, sino de todo lo acontecido en estos últimos años intensos» que vivió el país, especialmente a partir del estallido social de octubre de 2019.

«No olvidemos por qué llegamos hasta aquí, ese malestar sigue latente y no podemos olvidarnos», subrayó.

Por otra parte, Boric confirmó que mañana se reunirá con los presidentes de las dos cámaras del Congreso para hablar del papel del Legislativo en la continuidad del proceso constituyentes y «avanzar lo más rápidamente en esta nueva dirección».

«Hacer frente a estos importantes y urgentes desafíos requerirá prontos ajustes en nuestros equipos de gobierno, para enfrentar este nuevo periodo con renovados bríos», adelantó.

En esa línea, el mandatario aseguró que este lunes se reunirá con los presidentes del Senado y de la Cámara de Diputados y Diputadas para hablar del rol del Congreso en la continuidad del proceso constituyente y «para avanzar lo más rápidamente en esta nueva dirección».

Asimismo, aseguró que los chilenos podían «tener la tranquilidad de que el camino a una nueva Constitución jamás será obstáculo para dar respuestas a las urgencias» que plantearon, en alusión a opiniones previas al plebiscito que auguraban que el mandatario tendría dificultades para cumplir su programa de gobierno si ganaba el rechazo.

Los chilenos y chilenas fueron ayer a las urnas para decidir en plebiscito si aprobaban o rechazaban el proyecto de Constitución elaborado con el fin de sustituir la carta magna vigente, sancionada durante la última dictadura (1973-90).

El rechazo se imponía con 61,87% de los votos válidos contra 38,13% favorables a la aprobación cuando se había completado el conteo de 99,74% de las mesas, según los datos publicados por el Servicio Electoral (Servel) en su sitio web.

De todos modos, cualquiera fuera el resultado de hoy, el proceso constitucional seguirá su rumbo, ya que de aprobarse se habrían debido implementar leyes por parte del actual Congreso, que está dividido casi a la mitad entre fuerzas de derecha e izquierda, y en caso de rechazarse, los parlamentarios deberán buscar un nuevo camino constitucional.

Fuente: Télam