18 junio, 2021

Cadena Total

Presentes cada día

Bombardeos israelíes mataron a 42 palestinos en Gaza y la ONU inició reunión de urgencia

Este domingo fue el día más sangriento en la Franja de Gaza en una semana repleta de bombardeos.

Este domingo fue el día más sangriento en la Franja de Gaza en una semana repleta de bombardeos.

Israel bombardeó sin cesar este domingo la Franja de Gaza y mató al menos a 42 palestinos, la cifra más alta de víctimas en un día desde el inicio de la escalada militar, horas antes de que se iniciara una reunión de urgencia del Consejo de Seguridad de la Organización de Naciones Unidas.

El secretario general de la ONU, Antonio Guterres, instó a «cesar inmediatamente» los enfrentamientos, porque podrían «desatar una incontrolable crisis» en la región.

«Este insensato ciclo de derrame de sangre, de terror, de destrucción, debe cesar inmediatamente», enfatizó Guterres al abrir una sesión de urgencia del Consejo de Seguridad.

Más temprano el papa Francisco también advirtió sobre una «espiral de muerte y destrucción», y calificó de «terrible e inaceptable» la pérdida de vidas inocentes.

«Hago un llamamiento a la calma y, a quienes tienen la responsabilidad de hacerlo, a detener el estruendo de las armas y a recorrer los caminos de la paz, también con la ayuda de la Comunidad Internacional», insistió el pontífice argentino.

En sintonía con el pedido del Papa, el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) exhortó este domingo a los miembros del Consejo de Seguridad de la ONU que «ejerzan la máxima influencia para poner fin a las hostilidades».

Desde las primeras horas del domingo, 42 palestinos, entre ellos al menos ocho niños, murieron en bombardeos israelíes en el enclave, donde viven dos millones de personas bajo bloqueo israelí.

Se trata de la cifra diaria de muertos más elevada desde el inicio de este nuevo ciclo de violencia, que ya ha causado la muerte de 192 palestinos, entre ellos 55 niños, y más de 1.200 heridos, según el último balance palestino.

En Israel, 10 personas murieron y hay 282 heridos por los disparos de cohetes palestinos.

El ejército israelí atacó el domicilio de Yahya Sinwar, el jefe político de Hammas.

El ejército israelí atacó el domicilio de Yahya Sinwar, el jefe político de Hammas.

A horas de comenzar el Consejo de Seguridad de la ONU, el Ejército israelí recomendó al Gobierno que apruebe nuevos ataques contra objetivos de Hamas en la Franja de Gaza antes de lanzar un proceso de negociación acelerado.

El Ejército israelí atacó este domingo el domicilio de Yahya Sinwar, el jefe político de Hamas en la Franja de Gaza, y el de su hermano, Mohamad Sinwar, jefe de logística de Hamas, y publicó en Twitter un video que muestra graves daños bajo una nube de polvo.

«Hamas minusvaloró la fuerza de nuestra respuesta» a sus lanzamientos de cohetes, afirmó Aviv Kochavi, el jefe del Estado Mayor de Israel, y aseguró que Gaza fue sometida a unos bombardeos de una «intensidad» sin precedentes, citó la agencia de noticias AFP.

En Gaza, el balance de fallecidos no dejaba de aumentar mientras los rescatistas se esforzaban por sacar los cuerpos de entre los escombros, ante la mirada horrorizada de los familiares.

Varias decenas de heridos fueron evacuados al vecino Egipto: tres convoyes, con 263 palestinos heridos a bordo, cruzaron el puesto de Rafah hasta la región egipcia del Sinaí del Norte, indicaron fuentes médicas y funcionarios, para ser atendidos.

En tanto, en Jerusalén, un vehículo embistió al caer la tarde contra soldados israelíes que patrullaban en el barrio de Sheij Jarrah, en Jerusalén este, y causó varios heridos, según los equipos de rescate y la policía israelí, que indicó que había «neutralizado» al atacante, sin precisar si éste estaba muerto o herido.

La urgencia de los llamados de la comunidad internacional aumentan a la par que lo hace la escalada en Franja de Gaza, y este domingo se sumó la Unión Europea con el anuncio de una reunión ministerial de emergencia para el martes.

Todavía no hay una tregua en el conflicto y se lamentan pérdidas de inocentes.

Todavía no hay una tregua en el conflicto y se lamentan pérdidas de inocentes.

En tanto una delegación estadounidense, encabezada por el enviado especial Hady Amr, se reunió este domingo con el ministro de Defensa israelí, Benny Gantz.

Gantz afirmó en Twitter haber expresado su «profundo reconocimiento por el apoyo estadounidense al derecho y deber de Israel a defenderse contra los ataques terroristas».

Turquía, por su parte, abogó por crear fuerzas internacionales para garantizar la protección física de los civiles palestinos, declaró hoy el ministro de Exteriores del país otomano, Mevlut Cavusoglu.

La comunidad musulmana «espera nuestro liderazgo y coraje, Turquía está lista para tomar cualquier medida que sea necesaria», afirmó este domingo el canciller en su discurso en una sesión de emergencia de los ministros de Exteriores de la Organización para la Cooperación Islámica (OCI), transmitido por YouTube.

Asimismo, la organización humanitaria Médicos Sin Fronteras (MSF) en Gaza informó en Twitter la destrucción de una clínica a raíz de un bombardeo aéreo israelí.

«El daño a nuestra clínica muestra que ningún lugar en Gaza es seguro. El nivel de violencia que hemos presenciado es insoportable e inaceptable», aseguró MSF, y alertó que «los suministros médicos se están agotando».

El sábado, el ejército israelí también bombardeó un edificio que albergaba los equipos de la cadena catarí Al Jazeera y la agencia de prensa estadounidense Associated Press (AP).

Según el ejército, el edificio albergaba «entidades pertenecientes a la inteligencia militar» de Hamas, acusadas de utilizar a civiles como «escudos humanos».

Esta nueva escalada del conflicto estalló el 10 de mayo pasado tras el lanzamiento desde Gaza de una andanada de cohetes contra Israel en «solidaridad» con los cientos de palestinos heridos en los disturbios con la policía israelí en la Explanada de las Mezquitas, en Jerusalén Este, sector palestino ocupado por Israel desde 1967.

Los choques en la explanada, tercer lugar santo del islam, fueron la culminación de fuertes tensiones y enfrentamientos en Jerusalén este, debido, sobre todo, a la amenaza de expulsión de familias palestinas a favor de colonos judíos en un barrio de la Ciudad Santa.

Las hostilidades se extendieron a Cisjordania, un territorio palestino también ocupado por Israel desde 1967, donde los enfrentamientos con el Ejército israelí hace menos de una semana causaron 19 muertos palestinos.