Boca: Cascini quiere que Battaglia se quede “de por vida”

“Estamos conformes y ojalá se quede de por vida. Sabemos que tenemos que mejorar, pero elegirnos hacerlo con él y seguir con este proceso”, aseguró el integrante de la secretaría de fútbol del “Xeneize”.

El ex capitán de Boca, Raúl Cascini, aseguró que la secretaría de fútbol está «muy conforme» con el desempeño del técnico, Sebastián Battaglia.

El ex mediocampista, Raúl Cascini, integrante de la secretaría de fútbol de Boca Juniors, dijo este miércoles que está “muy conforme” con el entrenador Sebastián Battaglia, horas antes de que Boca juegue esta noche ante Always Ready en la altura de La Paz, un partido decisivo del Grupo E para clasificar a octavos de final de la Copa Libertadores.

«Queremos a Battaglia para rato, claro que sí. Estamos conformes y ojalá se quede de por vida. Sabemos que tenemos que mejorar, pero elegirnos hacerlo con él y seguir con este proceso. Nosotros no vamos a hablar con nadie mientras haya un técnico en el club. Battaglia por ahora no está en duda», dijo Cascini esta tarde en ESPN.

«El que toma las decisiones es el entrenador. No le dijimos nada a Battaglia sobre quién tiene que jugar. Sí hablamos de fútbol, y mucho. Nosotros no estábamos esperando ningún gesto de Sebastián, y es un tema de él decir a la prensa que estaba fuerte», señaló el exjugador.

«Nosotros no salimos nunca a decir nada. Battaglia contesta lo que quiere contestar. Aparte, Román (Riquelme) ha hablado con él varias veces. Sabemos que no es un vicepresidente más y no lo ignoramos», detalló Cascini.

El exfutbolista de Platense, Independiente, Estudiantes y Boca se refirió también a la situación en la cual Riquelme hiciera bajar a los jugadores del micro después de una derrota ante Gimnasia por 1 a 0 en la Bombonera, el 25 de noviembre pasado.

«Para nosotros no fue un error bajar a los jugadores del micro, Román quería hablar con ellos y alentarlos, y así se hizo. Si los jugadores no hubiesen querido, se hubiera hablado. Después fue aclarada la situación con Battaglia y todo quedó normal. Román es el vicepresidente del club, todos aceptaron eso y así fue», explicó.

Enseguida, se mostró arrepentido sobre los incidentes -en los cuales fue uno de los protagonistas principales- tras la eliminación por penales ante Atlético Mineiro en la copa Libertadores del año pasado, por el cual fueron suspendidos varios jugadores, y también Cascini junto a su compañero Marcelo Delgado.

«Estoy arrepentido de lo de Mineiro. Pedí disculpas, fue un error lo que pasó y no voy a justificar nada. Los momentos hay que vivirlos. Yo estoy suspendido por dos años sin poder ingresar a partidos de la Conmebol, y me duele eso», sostuvo el «Mosquito».

Después se refirió a Riquelme como «la cabeza» de la organización del fútbol en Boca: «Hay un jefe que es Román, que está totalmente loco y nos vuelve locos a todos todo el día. Se queda en el predio hasta las 3 o 4 de la mañana. Las charlas son muy fluidas y es muy lindo lo que se vive en el club».

Fuente: Télam