19 de septiembre de 2021

Cadena Total

Presentes cada día

Batacazo: el campeón del mundo, afuera de la Euro

En un partidazo que terminó 3-3 en los 90 minutos y que tuvo de todo, Suiza eliminó a Francia en los penales. Mbappé erró el decisivo.

Batacazo: Suiza le ganó a Francia, uno de los máximos favoritos a quedarse con el título en el torneo de la selecciones de la UEFA. Ya se despidieron Portugal, Países Bajos y ahora le tocó al campeón del mundo. Y España e Italia estuvieron cerquita del fracaso… En un partidazo, que tuvo de todo y terminó 3-3 en los 90′, los helvéticos empataron milagrosamente sobre el final, resistieron en el suplementario y lo ganaron en los penales. Kylian Mbappé, que no tuvo una buena Euro, fue el villano: Sommer le atajó el penal decisivo.

Les Bleus, que tienen un plantel repleto de estrellas que le meten miedo a cualquier otro equipo del planeta, no la pasaron bien Bucarest aunque llegó a estar 3-1 arriba. El mayor problema estuvo en el fondo: el DT puso cuatro defensas distintas en los cuatro partidos disputados. Y contra Suiza volvió a fallar esa última línea: Clement Lenglet, de flojísima temporada en el Barcelona, fue quien perdió el duelo aéreo con Seferovic a los 15′ minutos del primer tiempo.

Pese a que las casas de apuestas, que no les gusta perder ni regalar plata, daban a Francia como el máximo candidato a levantar el título (pagaban cinco euros por cada uno apostado en caso de que sea campeón) los galos se quedaron a pata en Rumania. El primer tiempo lo padeció -como todo el torneo- y generó más peligro el colado que se metió cuando faltan diez para el final que Mbappé, que tuvo un arranque desequilibrante y luego se pinchó, Benzema y Griezmann.

Para el ST, Didier Deschamps movió fichas y el que pagó fue Lenglet, que por su error salió y entró Coman. Y la mano no cambió… Suiza siguió siendo más y tuvo el 2-0: Fernando Rapallini, el árbitro del partido, no vio una falta de Pavard contra Zuber dentro del área y lo salvó el VAR, que revisó la jugada. Y quien salvó a Francia fue Lloris, que atajó el penal. Lo que siguió después fue una locura: en dos minutos Benzema dio vuelta el partido, Pogba puso el 3-1 con un golazo. ¿Partido liquidado? Ni ahí porque a los 36′ descontó Seferovic y a los 45′ empató Gavranovic. Pero eso no fue todo, en la última bocha Coman estrelló un remate contra el travesaño.

El ritmo frenético bajó en el tiempo extra, donde Francia tuvo algunas claras: un remate de Mbappé desviado y un cabezazo de Giroud… Pero lo peor para el extremo, que no rindió durante este torneo como lo hace en su club, todavía no había llegado. En la tanda de penales ambos equipos habían convertidos todos y le tocó a Kylian hacerse cargo del último tiro, el más bravo, pero su remate a media altura fue atajado por Sommer.

Suiza venía haciendo una Euro discreta: había pasado como tercero en el grupo A, detrás de Italia y Gales. Pero contra los galos jugaron el partido de su vida, la diferencia de actitud fue gigante. Con un 3-4-1-2 (mismo esquema que Francia) nunca se desordenó y peleó todas la pelotas. Seferovic ganó siempre por arriba y lo pudieron tomar, Embolo fue por potencia y jugó en modo Lukaku, Zuber dejó un surco por el carril izquierdo y fue quien asistió en el 1-0, Gavranovic puso ese 3-3 agónico y Sommer fue el héroe en los penales. Ahora, al equipo de Petkovic se le viene otro groso: jugará contra España en los cuartos de final.

Fuente: Olé