Cadena Total

Toda la información de General Pinedo, la región y el país.

Precios de ficción para el dólar, en un mercado casi paralizado

El mercado financiero se pareció a un planeta ingrávido. Solo que los que flotaban en posiciones irreales eran precios y no personas.
Los cierres del dólar en todas sus variedades fueron una ficción similar a los días en que Guillermo Moreno definía el precio de la divisa llamando por teléfono a los cambistas. En ese tiempo se llegó al cinismo de exhibir el precio que el inefable secretario de Comercio les exigía a los cambistas junto al “dólar cueva”. Pronto, el mercado se acostumbró a convivir con dos dólares marginales: El “dólar Moreno”, que era una ficción, y el de las “cuevas”. Cuando la brecha se ensanchó, el dólar Moreno desapareció.

En esta oportunidad, el dólar libre abrió con fuerza y llegó a 15,90 pesos. La devolución del Gobierno ante esos valores atemorizó a las manos más grandes y el dólar comenzó a bajar sin operaciones. Por la falta de la ley de gravedad, el dólar cerró a $15,50 y marcó 15,40 pesos para el día siguiente, sin vendedores ni compradores. En ese momento, las fuerzas de seguridad en la calle revisaban hasta las mochilas de sospechosos de portar divisas.

La intervención a Mariva hizo que uno de los cambistas más grandes saludara a todos. “Me voy una semana de vacaciones”, dijo.

El mercado quedó paralizado. El precio del “contado con liquidación” de 14,03 pesos fue una cifra decorativa porque ninguna entidad se animó a hacer una sola operación.

En el Forex-MAE, la principal plaza cambiaria mayorista, en tanto, se operaron tan solo 52 millones de dólares. La mesa de dinero del Banco Central compró 30 millones de dólares. La diferencia entre lo operado y lo que compró la entidad, muestra el movimiento absurdo de un planeta sin gravedad. Las reservas subieron 40 millones a 27.957 millones de dólares.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.