Cadena Total

Toda la información de General Pinedo, la región y el país.

MESTRE LLEVA COMO INTENDENTE A DE LOREDO, EL CANDIDATO QUE BAJO MARCOS

Es el ex presidente de Arsat y una de las nuevas estrellas de la política cordobesa. Después de tres años de apoyarlo, Marcos lo bajó para respaldar a Juez.

Ramón Mestre cerró una alianza con Rodrigo de Loredo para competir por la intendencia de Córdoba y asestó otro fuerte golpe a la Casa Rosada que intentó imponer hasta último momento a Luis Juez como candidato único de Cambiemos.

La postulación de De Loredo, por una lista contraria a los deseos de la Rosada es una historia fascinante. Este joven político cordobés fue un funcionario emblema de Macri. Ex titular de Arsat y yerno de Oscar Aguad, tuvo que dejar el cargo cuando el presidente firmó el decreto que prohibía el nombramiento de parientes. En ese entonces le prometieron que sería el candidato a intendente de Cambiemos en la capital cordobesa.

De Loredo era durante su gestión en Arsat el preferido de Marcos Peña y hasta se lo había mencionado en su momento como otro de los candidatos a gobernador.

Su perfil técnico y político, más cierto desenfado juvenil, entusiasmó a los cerebros electorales de la Casa Rosada que durante tres años trabajaron para instalarlo como alternativa en la segunda ciudad del país (ver video). Pero todo esto se terminó sobre el filo de la semana pasada, cuando Marcos Peña llamó al presidente del PRO de Córdoba, Darío Capitani, y le pidió que le avise a De Loredo que debía declinar sus aspiraciones.

Mestre cerró fórmula con un intendente del interior y enfrenta a Negri

Peña confirmó lo que ya había filtrado a los medios días antes, el elegido por la Casa Rosada para disputar la capital provincial era el ex intendente Luis Juez, pese a su paso deslucido por la intendencia de Córdoba y su escandalosa aventura como embajador de Ecuador.

La decisión fue bastante insólita. De Loredo es el típico candidato PRO y su campaña con propuestas, cercanía y un toque de tecnología de gestión, lo acercaba bastante más al paladar amarillo que el estilo de cuentista de chistes cordobeses del ex senador. Además, De Loredo había sido además un poco usual punto de confluencia entre Marcos Peña y Emilio Monzó. Su mano derecha, el jefe de bloque, Nicolás Massot, trabajó durante estos tres años el acuerdo con De Loredo, que incluía llevar al macrista ex intendente de Villa María, Gabriel Frizza, como candidato a vicegobernador.

Este lunes, De Loredo recibió presiones desde el primer piso de la Casa Rosada para que declinara su candidatura. Pero tal como sucedió con Mestre, el ex Arsat resistió las presiones y para no dejar dudas, este mismo lunes, en pleno cierre de listas, desplegó mesas y militantes en pleno centro de Córdoba, frente al Patio Olmos.

La tensión por el cierre cordobés -hasta ahora el único distrito importante donde Cambiemos tendrá una competencia real- fue de tal intensidad que estiraron dos veces el cierre previsto para las 20 y que terminó extendiéndose hasta la medianoche.

Ahora, con este inesperado regalo Mestre busca sumar volumen a su candidatura por la gobernación, que tendrá su primer round el 17 de marzo en las primarias provinciales en las que enfrentará al favorito de la Rosada, el también radical Mario Negri, que deberá lidiar con el doble filo del apoyo de Macri, un respaldo que se supone pesa fuerte en Córdoba, pero como se vio en La Pampa se puede convertir en un lastre imposible de compensar.