GUSTAVO MARTÍNEZ GESTIONÓ FINANCIAMIENTO PARA LA RED DE AGUA POTABLE.

El ministro de Desarrollo Urbano y Ordenamiento Territorial, acompañado por la concejal charatense María Luisa Chomiak, ultimó en las oficinas del Programa Norte Grande, los detalles para la obra que llevara el vital insumo a la localidad del sudoeste chaqueño.
En el marco de una intensa agenda de gestión en la Ciudad de Buenos Aires, el ministro de Desarrollo Urbano y Ordenamiento Territorial, Gustavo Martínez, acompañado por la primera concejal de Charata, Maria Luisa Chomiak, mantuvo una reunión de trabajo con el coordinador Ejecutivo del Subprograma Hídrico del Programa Norte Grande, Daniel Barrientos, con el objeto de ultimar los detalles para la concreción de la red domiciliaria de agua potable para esa localidad del sudoeste chaqueño.
“Estamos trabajando, por indicaciones del jefe de Gabinete, Jorge Capitanich y el actual gobernador de Chaco, la gestión del financiamiento para la obra del Plan de Red Integral para la ciudad de Charata que prevé la universalización de la red de distribución y que nos da la posibilidad que el 100% de la planta urbana de esa localidad pueda contar con agua potable”, puntualizó Martínez al término de la reunión en las oficinas del Programa Norte Grande, dependiente del ministerio de Planificación Federal de la Nación.
En ese contexto, el funcionario provincial señaló que la crucial obra para el desarrollo del sudoeste chaqueño, que contará con financiamiento de la Corporación Andina de Fomento, implica a su vez la realización de 9 mil conexiones domiciliarias con una inversión estimada de alrededor de 170 millones de pesos.
“Hoy presentamos el proyecto, con el estudio de impacto ambiental y la evaluación económica”, detalló el ministro y precisó que “estamos dando un enorme paso y probablemente para el mes de diciembre realicemos la audiencia pública con toda la comunidad, para en los primeros meses del año 2015 estar licitando e iniciando las obras”, adelantó
El funcionario además remarcó que la obra significará también “generar empleos y cambiar el paradigma de una ciudad con un gran potencial productivo y que ahora tendrá uno de los servicios básicos resueltos”.
En esa línea, Martínez subrayó la trascendencia del Segundo Acueducto para el Interior del Chaco, obra crucial que permitirá trasladar agua potable desde el Paraná a las localidades del sudoeste chaqueño como Corzuela, Las Breñas, Charata, Hermoso Campo y Gancedo, entre otras. “Estamos hablando de localidades que no recibieron en toda su historia agua potable desde el río Paraná, y gracias a esta iniciativa contarán con un servicio sustentable y de calidad”
CHOMIAK: “TUVIERON QUE PASAR CIEN AÑOS”
Por su parte, la presidente del bloque justicialista del Concejo Deliberante de Charata, María Luisa Chomiak enfatizó que la obra en cuestión “es histórica para nosotros, en virtud de que Charata recientemente festejó su centenario, tuvieron que pasar cien años y llegar este gobierno para que exista un proyecto serio en el que podamos tener agua potable”.
Chomiak remarcó además que las obras no solo suponen la mejora en la calidad de vida de los ciudadanos, sino también “el despegue para nuestra vida productiva, ya que estamos en uno de los ejes productivos de la provincia y para nosotros representará un salto fundamental”, concluyó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com
Web Design BangladeshBangladesh Online Market