Cadena Total

Toda la información de General Pinedo, la región y el país.

ANGEL ROZAS : FRENTE A LA REPARACIÓN HISTÓRICA MÁS TRASCENDENTE DE LOS ÚLTIMOS AÑOS

El Senado de la Nación se apresta a sancionar un proyecto de Ley muy extenso y complejo, y con el sello de las grandes reparaciones históricas en cuestiones de carácter estructural y de fuerte impacto económico y social en el marco de una nueva etapa iniciada por el gobierno de Cambiemos

Curiosamente la iniciativa más importante y ambiciosa  que haya encarado la actual gestión del Presidente Mauricio Macri viene a significar también, con la aprobación mayoritaria de la Cámara de Diputados, un tratamiento político institucional con el que nuestro país recuperó el Congreso Nacional para el debate, el disenso y el consenso.

Los ejes fundamentales de esta Ley son de enorme trascendencia económica para la expansión del consumo,  dando vitalidad al comercio, la industria y el agro,  plantea un nuevo trato del sistema jubilatorio y la protección de la vejez en general además de las relaciones tributarias entre los contribuyentes y el Estado Nacional así como la recomposición de las relaciones fiscales entre la Nación y las Provincias.

Un primer eje del proyecto es el pago de la deuda que el Estado mantiene desde hace años con los jubilados por haberes mal calculados. Es una decisión de estricta justicia, una innegable reparación histórica que abarca a 2.427.000  jubilados argentinos que podrán lograr la readecuación de sus haberes.

Se crea además la pensión universal para  personas mayores  de 65 años, de carácter vitalicio, que  será compatible con el trabajo asalariado o autónomo de quien la recibe además de cobrar  Asignaciones Familiares y acceder a la cobertura del PAMI.

Es un derecho humano, por lo que esta Ley viene a dejar cubiertos, junto con la Asignación Universal por Hijo, los dos extremos de la vida. El beneficio será  financiado por el Tesoro Nacional y será  equivalente al 80% del haber mínimo, siendo que actualmente la pensión a la vejez rige solo a partir de los 70 años y no supera el 70 % del haber.

El nuevo trato jubilatorio incluye la creación  de un Consejo de Sustentabilidad Previsional para la elaboración en tres años del nuevo régimen previsional que se reafirma, tendrá que ser público y de reparto, universal, sustentable, integral y solidario.

El segundo eje del proyecto es una medida de amplio sinceramiento fiscal mediante la aplicación de un nuevo blanqueo de capitales para activos no declarados en el país y el exterior y una  amplia moratoria impositiva de hasta 90 cuotas para deudas impositivas reclamadas en juicio además de importantes modificaciones impositivas sobre bienes personales y  ganancia mínima presunta que beneficiarán a las empresas y PYMES en particular.

En tercer lugar, el proyecto ratifica el acuerdo para devolver  a las provincias el quince por ciento (15 %) de coparticipación que les retenía la ANSES para solventar el sistema previsional, lo que implica un avance significativo hacia una recomposición del federalismo fiscal en nuestro país.

Surge así un nuevo programa de financiamiento para que las provincias puedan reordenarse y administrarse mejor, con la restitución y el reconocimiento de la deuda con las Provincias por el 15 % de coparticipación federal de impuestos retenido desde 2006 sin su consentimiento, así como la remisión automática para compensar déficits de las Provincias que no transfirieron- como nuestro Chaco- sus cajas jubilatorias, además de una moratoria de sus deudas con la Nación y una importante rebaja de las tasas de interés que serán subsidiadas por el Tesoro nacional.

Aunque aún no hemos logrado sancionar una nueva Ley de coparticipación de impuestos,  hemos logrado un amplio consenso para el ordenamiento financiero de las provincias y – como sus representantes en el Senado de la Nación- nos sentimos satisfechos de haber alcanzado importantes reconocimientos del Estado nacional plasmados en esta Ley.

Con todo ello quedan desechados instrumentos de presión que se utilizaban hasta ahora contra las provincias a las que se les daba o no se les daba con criterios políticos para tenerlas como rehenes del poder central.

En resumen, esta trascendente iniciativa no solo ha puesto a prueba el carácter social y federal del gobierno nacional sino que viene a saldar, con sensatez y equidad, las  deudas internas más serias que tenemos los argentinos  con los juicios de los  jubilados por una parte y con las provincias por la otra, por la justicia, los derechos humanos y el federalismo que todos queremos recuperar en la Argentina.

 

*Presidente Interbloque de Senadores Nacionales de Cambiemos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.